Un recorrido por 30 años de pregones y recuerdos

El periodista Fernando Díaz de la Guardia, en uno de los momentos del pregón. El periodista Fernando Díaz de la Guardia, en uno de los momentos del pregón.

El periodista Fernando Díaz de la Guardia, en uno de los momentos del pregón. / Reportaje gráfico: carlos gil

Cuando le comunicaron que había sido elegido para dar el Pregón del Casetero, el periodista granadino Fernando Díaz de la Guardia sintió una mezcla de "pudor y entusiasmo". Para él era un auténtico reto hablar de nuestra feria a tan solo cuatro días de la inauguración ante los caseteros de Granada. La cita tuvo lugar en la noche de ayer en el Carmen de los Mártires y muy pocos se atreverán a decir lo contrario: El comunicador granadino lo bordó con un discurso pregón dedicado a Equipo 7 Decoración y a su padre con el que recorrió los 30 años de pregones caseteros, rindió homenaje al poeta Manuel Benítez Carrasco y dedicó unas emotivas palabras al desaparecido Bar Casa Machaco por el que cada mañana pasaba para ir al colegio hasta que un día decidió entrar y descubrir que allí dentro las tradiciones granadinas no entendían de calendarios.

"Entré años después una tarde con unos amigos y descubrí un reducto inalterable e la historia popular granadina. De una Granada respetuosa con sus tradiciones, sus raíces folclóricas y devocionales. Una Granada rociera, cofrade y sobretodo feriante", dijo el periodista que detalló cómo el Machaco cuenta la historia de grandes personas que acordaron allí la fundación de varias casetas. Un pasado que también recorrió a lo largo de su intervención. "Tal y como se publica en el libro 50 años de casetas particulares, 1962 marcó un punto de inflexión. En el ferial entonces instalado en el Paseo del Salón nacían las primeras casetas particulares de la mano de la firma jerezana Marqués del Mérito que montó su expositor en la feria del ganado y al año siguiente se convirtió en caseta con gran éxito de público", detalló De la Guardia quien añadió cómo los peritos agrícolas Luis Abril Fernández-Fígares, Luis Figueruela y Juan Ramón García montaron la caseta pionera de las particulares que se llamó "La Primera". Pero también se acordó el periodista de los "años venideros" de grandes éxitos con la llegada de La Alegría, Viva La Pepa, La Ruiseñora o Los 17.

En el acto, el periodista intercaló los fragmentos de los pregones de Salvador López (2014), José Miguel Castillo Higueras (2011), Paquita Moreno (2008) Manuel Cabrera (2006) José Manuel Rodríguez Viedma (2004) o Rafa Martos (2002) entre otros grandes como Tico Medina (1998). Pero además evocó multitud de recuerdos de infancia en su casa donde la feria del Corpus siempre estuvo presente semanas antes a la fiesta. Su padre, decorador y anticuario, tenía una empresa junto a Clara Fábregas y otros compañeros que ganó en varias ocasiones premios por decoraciones en el Corpus. "Así entró en casa la feria. Por unos días se llenaba de mantones, de lebrillos y peroles, de piezas de Fajalauza y granadinos primores", dijo De la Guardia que siempre disfrutó de la Pública de las fiestas que este año por primera vez conocerán sus hijos.

El alcalde de Granada, Paco Cuenca, la concejal de Cultura, María de Leyva, y el presidente de la Federación de Caseteros, José Manuel Barajas, presidieron este acto que fue presentado por el jefe de gabinete de Alcaldía, Juanjo Ibáñez. Además, durante la intervención de Fernando Díaz de la Guardia hubo varias sorpresas como la actuación de Marina Heredia quien irrumpió de entre el público para la sorpresa de todos y la bailaora Tatiana Garrido junto al guitarrista Mariano Renedo.

También fueron protagonistas Antonio Sánchez, más conocido como El Comadre, quien dio el primer pregón del casetero hace treinta años y, en un auténtico llamamiento a las nuevas generaciones, Lucía, una niña de la caseta El Tronío que subió al escenario para desear una "Feliz feria a todos".

Por último, el periodista se dirigió con agradecimiento hacia todos los allí presentes en un Carmen de los Mártires abarrotado. "Créanse su ciudad, créanse mi ciudad, nuestra Granada que tiene personalidad suficiente para no tener que imitar nadie, que lo hemos demostrado durante tantos años que somos genuinos y auténticos. Sólo nos falta presumir un poquito, que nos oigan en la Giralda allí donde yo vivo: que resuene fuerte aquello de ¡Viva Granada!, ¡Viva la feria de Granada!".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios