Balance de Campaña Naranja, la reina de los cítricos, tira del sector

  • Registra un aumento del 4% pese a las caídas en otras zonas, de hasta el 20% en Valencia.

  • La mitad de la naranja española es andaluza.

El sector citrícola andaluz puede darse por satisfecho con los resultados de la campaña, que se ha incrementado aunque ligeramente, pero se ha salvado de la tendencia bajista del resto de las zonas productoras de España pues en la Comunidad Valenciana la producción final cayó hasta un 20%. El comportamiento de la naranja ha sido excelente, dejando atrás los aforos y creciendo por encima de la media de los últimos años. De hecho, la mitad de la naranja de España procede de las plantaciones andaluzas, exactamente el 48%.

El precio no ha seguido la misma dinámica, sino más bien la contraria y en el mes de junio se pagó menos por el kilo de naranja que en años anteriores, una tendencia que se mantuvo bajista también al comparar los precios medios. La tendencia descendente se achaca a la entrada de producción de otros países en el mercado comunitario justo a finales de campaña, así como el inicio de la campaña de otras variedades de frutales.

Los datos de la Consejería de Agricultura confirman que la producción citrícola andaluza de la campaña 2017-2018 ha alcanzado 2,15 millones de toneladas, un 4% más que la producción final de la pasada campaña. Este aumento contrasta con el descenso experimentado en el resto del país, donde, según las estimaciones, la cosecha desciende un 10% en su conjunto y también lo hace en las otras zonas productoras, con un 20% menos en la Comunidad Valenciana y una caída del 4% en Murcia.

La producción de naranja andaluza ha supuesto en la campaña un 48% de la producción nacional, con un incremento del 8,7% sobre la media de las últimas cuatro campañas, lo que supone un 6,9% más que el aforo de cítricos realizado en octubre. Estos resultados positivos se deben principalmente a un buen desarrollo del cultivo, con una aceptable floración y cuajado en primavera.

Del total de cítricos cosechados, el 75%, que son 1,60 millones de toneladas, corresponde a naranjas dulces; un 18% que ascienden a 396.463 toneladas, son mandarinas y un 5%, equivalente a 108.208 toneladas, son limones. El resto de distribuye entre pomelo, naranjo amargo, lima y cítricos minoritarios.En relación a los datos de la pasada campaña, la producción de naranja dulce y mandarina ha subido un 2,3% y un 12,7% respectivamente, mientras que los datos apuntan a que disminuye la producción de limón, que está concluyendo la recolección.

Producción por provincias

Por provincias, han aumentado su producción las provincias de Málaga un 35,5%, Sevilla un 6,1% y Córdoba un 5,1%, mientras que Huelva se mantiene prácticamente sin variación y en el resto desciende la producción citrícola. La producción de naranja dulce se ha visto incrementada en Sevilla y Córdoba un 4,2% y un 7,1% respectivamente. Por su parte, la mandarina sube en Huelva con 21,1% más y en Sevilla con un 23,6% de incremento, y el limón lo hace en Almería, donde se la producción final se incrementó un 6,3%.Al aportar el 41% de la producción andaluza, Sevilla es la principal provincia productora del sector y junto a Huelva suponen el 65% de la producción citrícola regional.

En junio se han recolectado las últimas naranjas de las variedades más tardías en aquellas zonas de producción andaluzas en las que la campaña se alarga más en el árbol. Concretamente, se han recolectado las últimas naranjas del grupo Blancas, como las naranjas Valencia Late, Barberinas, Delta seeddless y Midnight; así como las últimas naranjas Powell Navel del grupo Navelate- Lane Late. En cuanto a precios la tendencia ha sido a la baja pues las cotizaciones medias de la naranja en árbol han mostrado un descenso continuo en las tres primeras semanas del mes de junio.

Así, el precio medio de la naranja en la tercera semana de junio disminuyó un 26% con respecto a la primera semana del mes, alcanzándose, durante las tres primeras semanas, un precio medio de la naranja de 0,33 euros el kilo.

Naranja en el árbol Naranja en el árbol

Naranja en el árbol

Las cotizaciones medias de la naranja en estas tres semanas del mes de junio han registrado valores un 25% inferiores a los registrados en el mismo periodo de la campaña precedente con 0,44 euros el kilo. Sin embargo, el valor medio en junio es similar al precio medio alcanzado en el mismo mes de la campaña 2015/16, con 0,33 euros el kilo, según los datos facilitados por el Observatorio de Precios y Mercados de la Junta de Andalucía.

En limones, se da por finalizada la campaña de la variedad Verna andaluz. El precio medio liquidado al agricultor en el mes de junio por el limón de categoría primera es de 0,77 euros el kilo y las cotizaciones en este mes se han mantenido prácticamente estables en las primeras semanas, aunque han continuado con la tendencia a la baja que sigue desde el inicio de la campaña.

Si se tienen en cuenta las cotizaciones medias alcanzadas por el limón Verna en el mismo periodo de las dos campañas precedentes, la conclusión es que el precio medio alcanzado en junio, que fue de 0,77 euros el kilo, ha sido significativamente superior al precio medio alcanzado en junio del año anterior, cuando se situó en 0,52 euros el kilo y muy inferior al precio medio registrado por el limón Verna en el mismo periodo de 2016, cuando llegó a 0,98 euros el kilo.

Las cotizaciones medias de la naranja a final de campaña han sido inferiores a las de años anteriores

El valor medio alcanzado de la naranja envasada a la salida de la central de manipulación ha permanecido relativamente estable en las últimas semanas de la campaña, aunque con una ligera tendencia a la baja. Concretamente, el valor medio alcanzado ha sido de 0,61 euros el kilo. En general, las cotizaciones medias de la naranja en el citado periodo se han situado por debajo de los valores medios alcanzados en el mismo periodo de las dos campañas anteriores.

Así, el valor medio de la naranja en junio de 2018 ha sido un 16% inferior al precio medio registrado en el mismo mes de 2017, cuando se pagó a 0,73 euros el kilo, y un 14% inferior al valor medio obtenido por la naranja en junio de 2016 , que fue de 0,72 euros el kilo.

El valor medio del limón Verna a la salida de la central de manipulación ha mantenido su tendencia a la baja en las últimas semanas de la campaña. El precio medio alcanzado por este limón en el mes de junio de 2018 ha sido de 1,29 euros el kilo.

Las cotizaciones medias del limón Verna en este mes de la campaña actual han llegado a un valor superior al precio medio alcanzado en el mismo periodo de la campaña anterior, así, en la campaña 2016/17 el limón envasado registró un valor medio de 0,88 euros el kilo en junio de 2017; pero inferiores al precio medio obtenido en el mes de junio de la campaña 2015/16, cuando llegó a 1,5 euros el kilo, en la que los precios se situaron 21 céntimos por encima de la campaña actual.

En el mes de junio, el limón ha estado marcado por unos precios a la baja, tanto en el campo como en los almacenes de manipulación y envasado de fruta.

Causas de la bajada de precio

Entre las causas de esta disminución de las cotizaciones medias del limón y la naranja se encuentran, por un lado, la entrada al mercado europeo de cítricos procedentes de otros países productores con precios más competitivos y, por otro, el estado de madurez de la fruta andaluza y el descenso de la oferta de producto andaluz con características físicas y organolépticas de alta calidad.

Además, la disminución de la demanda de cítricos en el mercado con la llegada del inicio de la campaña de otras variedades frutales, que amplían la oferta de productos al consumidor final, también ha influido en la caída de las cotizaciones de naranjas y limones .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios