Alberto Garrocho. Presidente de Freshuelva.

'El acuerdo con Marruecos nos supone una competencia desleal en abril y mayo'

  • La campaña de la fresa ha arrancado con las variedades más tempranas irrumpiendo con fuerza en los mercados. Desde Freshuelva se anticipa cómo marchará este año.

- Ahora están en el comienzo de la nueva campaña de la fresa ¿Qué perspectivas tienen?

-Las previsiones que tenemos a inicios de la campaña es de producir 300.000 toneladas de fresa, ya que se han aumentado levemente las hectáreas. Actualmente tenemos 6.980 hectáreas. Respecto al resto de berries, también ha aumentado su protagonismo. En el caso del arándano, ha crecido un 24,06% su superficie, expandiéndose su cultivo a otras zonas de la provincia. En este caso, el aumento de superficie no implica crecimiento proporcional de la producción ya que es un arbusto que tarda tres campañas en ofrecer producción. Por su parte, la mora ha aumentado un 14% y la frambuesa ha descendido un 5% hasta las 1.140 totales.

-¿Y respecto a la calidad?

-Respecto a la calidad, le puedo hablar de cuál tenemos ahora y de cuál es la deseada, porque cada campaña es un mundo. Actualmente la fresa está teniendo una magnífica calidad, propia de la meteorología que nos acompaña. La ausencia de lluvias mejora a este fruto, que sufre mucho por el exceso de la misma y la humedad.

-¿Se encuentran nuevos mercados exteriores?

-La campaña está empezando y aún no tiene un volumen suficiente como para hablar de exportaciones importantes. Sí pudimos constatar el pasado octubre en Fruit Attraction el interés de los países extracomunitarios, del Este de Europa, como Rusia, por la fresa, pero es algo que tendremos que ir viendo durante la campaña

-¿Y cómo marcha el consumo español y el europeo?

-El consumo de las berries es, mayoritariamente europeo. Más del 80% de la producción de las fresas se exporta, subiendo hasta el 90% en el caso de las moras, frambuesas y arándanos. Por este motivo, cada campaña hacemos desde Freshuelva un esfuerzo especial por promocionar estas frutas a nivel nacional, valorando sus propiedades nutricionales o su versatilidad en la cocina, entre otras.

-En Europa hay una creciente consumo de productos ecológicos ¿da la fresa satisfacción a esta demanda?

-Somos conocedores de que existe una demanda creciente en Europa de este tipo de producto. Hay diferentes empresas del sector que trabajan desde hace años la fresa ecológica, además se están implementando sistemas de producción que abundan en el respeto al entorno en el que se produce, como el control biológico de plagas o sistemas de producción con residuo cero.

-Parece que hay nuevas experiencias sobre la lucha biológica en la fresa y su comercialización.

-Como le decía antes, tanto la fresa que se comercializa con lucha biológica de plagas como con residuo cero aporta un valor añadido muy demandado por los clientes, tanto los comercios como el consumidor final. Para nosotros está siendo positiva, por lo que supone en el mantenimiento del entorno en el que producimos, y existe una línea de mercado importante de este tipo de productos que tenemos que satisfacer.

-La incidencia del nuevo acuerdo con Marruecos ¿supone una competencia apreciable en Europa?

-Para nosotros supone una competencia desleal en los meses de abril y mayo, cuando Marruecos tiene ventajas en aranceles que reducen considerablemente sus costes, repercutiendo en el precio final del producto. Además, no podemos comparar las condiciones sociales, laborales o los requisitos de sostenibilidad ambiental de las producciones de terceros países, que se ven reflejadas en su precio final, en perjuicio de la fresa onubense, que cumple escrupulosamente con todas y cada una de las certificaciones que nos exigen las cadenas de supermercados y el resto de operadores del mercado. Pero también nos perjudica el proteccionismo de las producciones locales que se esta llevando a cabo en países productores europeos, fomentado desde la Comisión Europea los circuitos cortos en los productos agrarios dentro de la UE.

-¿Se apuesta por variedades precoces para llegar antes a los mercados?

-Las variedades precoces suponen un 20% de las hectáreas plantadas de fresa en la provincia. Ayudan a que lleguemos unas semanas antes a los mercados que con las variedades de ciclo normal, que empezamos a recolectar en enero y en febrero. Estas son las que estamos recolectando ahora, una fruta de muy buena calidad, debido al otoño e inicio del invierno que hemos tenido. Llegar antes supone cubrir una demanda de frutos rojos que existe en Europa y que no debemos permitir que la ocupen otros países, tanto de Sudamérica como del norte de África.

-¿Influirá en esta campaña o en otras futuras el fin de restricciones a los rumanos y los búlgaros en la UE?

-Ahora mismo seguimos fomentando la contratación de mano de obra local, tanto españoles como extranjeros residentes en nuestras zonas de cultivos. No creemos que el fin de la restricción a estos países del Este de Europa cambie mucho nuestro sistema de contratación en las últimas campañas porque el trabajador de la fresa y las berries es una mano de obra fidelizada, repetidora y que lleva con nosotros varias campañas. Se trata de consolidar una plantilla estable, formada, conocedora del cultivo y de los sistemas de calidad necesarios para adaptarse a las exigencias del mercado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios