Entrevista al vicepresidente del Grupo del Olivar del COPA-Cogeca

Cristóbal Cano: “El libre mercado no funciona en nuestro sector del aceite”

  • El responsable de UPA cree inadmisible el desequilibrio estructural entre oferta y demanda. Reclama una autorregulación por extensión de norma y una actualización de los precios de activación de almacenamiento privado

Cristóbal Cano en su despacho de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA). Cristóbal Cano en su despacho de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA).

Cristóbal Cano en su despacho de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA).

UPA, la Unión de Pequeños Agricultores, se ha hecho con la vicepresidencia del Grupo del Olivar del COPA-Cogeca, que ha pasado a ocupar el secretario general de UPA en Jaén.

–Con su nombramiento UPA se sitúa por primera vez en la vicepresidencia del Grupo del Olivar del COPA-Cogeca ¿qué significa para ustedes?

–Para la UPA significa el reconocimiento a nuestro intenso trabajo en defensa de un sector como el olivar, estratégico en nuestro país. Este trabajo lo realizamos en todos los ámbitos donde estamos presentes y en Bruselas no puede ser menos, allí contamos con una delegación permanente y el trabajo relacionado con el olivar en las instituciones europeas es prioritario, por lo tanto ocupar ese espacio de interlocución supone para nosotros una enorme responsabilidad que afrontamos con compromiso e ilusión.

–¿Qué prioridades tienen para trabajar a favor del olivar andaluz desde el COPA?

–Tenemos claro que hay que trabajar para todo nuestro sector, pero ese trabajo se centra en la parte que peor lo está pasando y tiene nombre y apellidos: olivar tradicional. Dos son las herramientas que deben asegurar el futuro del mismo: medidas de mercado y una PAC que beneficie a esa tipología de olivar.

–¿Qué margen de influencia tiene en realidad el COPA en la política que llega a los olivareros andaluces?

–El COPA Cogeca, con sede en Bruselas, es el canal directo de interlocución con las Instituciones Europeas. Surgió en 1962 y en la actualidad agrupa a 76 organizaciones agrarias y de cooperativas europeas. Está claro que cada decisión que se toma en Bruselas tiene su efecto en nuestra actividad, por tanto, el tener este espacio de interlocución que permite influir en la decisiones que afectan a nuestro sector hay que aprovecharlo.

Cadena de valor

–¿Qué paso es el primero que necesitan ahora para avanzar en la cadena de valor y que el productor reciba el precio que reclama?

–Necesitamos que haya un equilibrio en el reparto del valor que generan nuestros aceites de oliva y para ello son indispensables medidas que influyan en el mercado. Queda claro que el libre mercado no funciona en nuestro sector, hay múltiples ejemplos de ello, pero quizá el más evidente lo tengamos esta última campaña de comercialización, en la que se han batido todos los récords en cuanto a salidas y los precios en origen han estado por debajo de los costes de producción en el olivar tradicional. No podemos admitir que exista un desequilibrio estructural entre oferta y demanda; la demanda crece porcentualmente a un ritmo mayor que la oferta.

Cooperativas han conseguido que se apruebe la autorregulación voluntaria que permitirá retirar producto del mercado ¿Es suficiente con esta medida?

–Sin duda se trata de una buena noticia, es una herramienta nueva a disposición del sector para regular oferta y demanda pero hacen falta más medidas, por ejemplo que se permita esa autorregulación por extensión de norma, es decir de forma obligatoria para todos los operadores cuando se den las circunstancias de su activación. Además es preciso una actualización de un mecanismo que se ha demostrado poco eficaz por no estar adaptados sus parámetros a nuestro tiempo, como es el almacenamiento privado, es inconcebible que sus precios de activación sean del siglo pasado.

"El espacio de interlocución que supone el COPA para influir en nuestro sector hay que aprovecharlo”

–¿Deben los pequeños y medianos productores avanzar en la integración en cooperativas?

–Estamos de acuerdo con la concentración siempre y cuando haya una estrategia o decálogo que persiga una generación de valor y un crecimiento sostenible en base a unos objetivos, que sean definidos para obtener una mejora en las condiciones de sus socios. Además, desde UPA Jaén, predicamos con el ejemplo, pues somos socios fundadores de Interoleo Picual Jaén, el mayor grupo de concentración jiennense.

–¿Permitirá la nueva PAC el mantenimiento del olivar tradicional?

–La nueva PAC puede y debe priorizar el apoyo al olivar tradicional. Es el olivar que sufre la injustificada crisis de precios en origen y el que necesita un mayor nivel de apoyos. Desde nuestra organización lo decimos alto y claro, si hay tipologías de olivar a las que con los precios en origen de estos dos últimos años aún les salen las cuentas, no deben percibir ni un euro de apoyo público vía ayudas de la PAC. Con un reparto más justo y más social de los fondos que ya están aprobados, el olivar tradicional parte de la mejor de las posiciones para cumplir con todo lo que va a marcar la nueva PAC: esa “arquitectura verde” donde van a primar los modelos de cultivos sostenibles. El olivar tradicional es aquel que, además de generar tanto el cantidad como en calidad el mayor volumen de aceite de oliva a todos los niveles, proporciona el mayor número de “bienes públicos”, como por ejemplo su mitigación al cambio climático derivado de su alta capacidad de fijar gases de efecto invernadero, conforma el principal “escudo natural” del sur de Europa, que frena el avance de la desertificación o que siempre y cuando se lleven a cabo buenas prácticas agrícolas, además, mitiga las pérdidas de suelo por erosión, aumenta la biodiversidad y es, sin duda, el que mejor uso hace de los recursos naturales, como especialmente el agua en sus superficies en regadío. Además de todo lo dicho, no podemos olvidar el modelo mayoritario que sustenta las explotaciones de olivar tradicional, una agricultura familiar compuesta por mujeres y hombres que vivimos en nuestros pueblos, que damos vida al medio rural y que gestionamos el territorio de una forma totalmente distinta a las superficies en superintensivo.

Competencia

–¿Cómo se proponen frenar las importaciones de aceite de países extracomunitarios?

–Con respecto a las importaciones venimos denunciando que de unos años a esta parte se ha incrementado sobre manera el nivel de importaciones de aceite de oliva a España. Siempre hay alguna “razón” para ello, estamos trabajando en que se refuercen los controles en aduanas, para que se cambien los acuerdos comerciales que actualmente están en vigor, pero con responsabilidad, sabiendo que dos tercios de nuestra producción ha de exportarse y en consecuencia tenemos que ser conscientes de que las reglas del comercio mundial no pueden perjudicarnos.

–¿Cree que el cambio en la Administración de Estados Unidos permitirá acabar con los aranceles impuestos por Trump?

–Estamos convencidos que con la nueva administración Biden esta traba comercial está más cerca de eliminarse que con quien la impuso, el Gobierno de Trump. También juega a nuestro favor la sentencia que ha permitido a la Unión Europea establecer aranceles a productos norteamericanos, por último un efecto colateral de estas elecciones es que un Brexit con acuerdo puede estar más cercano, ya que Boris Johnson muy probablemente tenga que reconsiderar sus relaciones con la UE tras la salida de Trump de la Casa Blanca.

"Trabajamos para todo el sector, pero más para la parte que peor lo está pasando: el olivar tradicional”

–Parece que hay optimismo sobre la campaña con buenos datos de comercialización ¿no?

–Hemos arrancado la presente campaña de comercialización con unos datos muy buenos, más de 145.000 toneladas comercializadas en octubre, lo que supone el segundo mes mejor de la historia. A eso hay que añadirle que cerramos la pasada campaña de comercialización con más de 1,6 millones de toneladas comercializadas. Nuestra previsión es que este año aumenten las exportaciones, en un contexto donde en España vamos a tener una cosecha en el entorno de las 1,4 millones de toneladas y con la reducción de cosecha en la practica totalidad del resto de países productores, tenemos una oportunidad de oro para fijar unos precios rentables y justos para el agricultor.

–¿Cómo ve el futuro el sector?

–Desde UPA tenemos claro que la prosperidad que tiene y va a seguir teniendo el mercado del aceite de oliva debe ser compartida, que todos los que intervenimos en su cadena de producción tenemos que tener una justa retribución, y en especial los olivareros, el primer e insustituible eslabón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios