Finanzas

Olivar y cebada se dan ‘la mano’ por un mejor uso del agua

  • Ifapa y HeineKen buscan comprobar los beneficios del cereal plantado entre olivos

Ifapa y Heineken desarrollan el proyecto ‘Eficiencia del uso del agua en el cultivo mixto cebada-olivar y eficiencia en la siembra de cebada maltera’. Ifapa y Heineken desarrollan el proyecto ‘Eficiencia del uso del agua en el cultivo mixto cebada-olivar y eficiencia en la siembra de cebada maltera’.

Ifapa y Heineken desarrollan el proyecto ‘Eficiencia del uso del agua en el cultivo mixto cebada-olivar y eficiencia en la siembra de cebada maltera’.

La cebada es el segundo cereal de invierno más cultivado en Andalucía y la superficie destinada a él es cada año mayor. En el caso de Almería, ya roza las 9.000 hectáreas. A pesar de este crecimiento, las empresas malteras tienen que importar cebada de otras zonas dado que la producción local no cubre sus necesidades.

Por otro lado, los precios bajos de los cultivos herbáceos y la falta de rentabilidad hacen que se esté incrementando la superficie de siembra de cultivos leñosos como Olivar y Almendro.

En este contexto, el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), trabaja en líneas de investigación para el desarrollo de prácticas de cultivo encaminadas a obtener una elevada rentabilidad y una producción de calidad, tanto organoléptica como sanitaria, siendo estas en todo momento sostenibles desde un punto de vista medioambiental.

En concreto, el Ifapa y la empresa Heineken España SL desarrollan, desde el año 2016, el proyecto ‘Eficiencia del uso del agua en el cultivo mixto cebada-olivar y eficiencia en la siembra de cebada maltera’, que consiste en la implantación de un cultivo de cebada de aptitud maltera entre las calles de olivar. Su objetivo es el análisis de la interacción entre ambos cultivos en términos de producción y calidad así como el estudio de la eficiencia en el uso del agua por parte de los mismos. En principio, la implantación de cebada en las calles permite un uso más eficiente del agua, la mejora de la biodiversidad, la solución de algunos problemas de erosión del suelo y el aumento de la rentabilidad del agricultor.

El Ifapa desarrolla, desde hace más de 30 años, ensayos de caracterización de nuevas variedades de cereales de invierno. Las especies ensayadas son Trigo duro, Trigo blando, Cebada, avena y triticale. Estos ensayos se encuentran enmarcados en lo que se conoce tradicionalmente como RAEA (Red Andaluza de Experimentación Agraria) de cereales de invierno. Paralelamente a esta red se ha trabajado en otras lineas de investigación como: eficacia de herbicidas, evaluación de fungicidas, densidades de siembra, dosis de abonados nitrogenados, cultivo en condiciones de riego, Siembra directa,etc.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios