Sucesos

Cae una banda que consiguió más de 32.000 euros de botín en robos exprés en la Alpujarra

  • La Guardia Civil ha detenido a los cinco integrantes de la organización

  • Se les atribuye al menos 19 robos con fuerza en establecimientos comerciales

Material requisado por la Guardia Civil en la operación. Material requisado por la Guardia Civil en la operación.

Material requisado por la Guardia Civil en la operación. / G. H.

Si por algo se caracterizaban los detenidos era por la rapidez y eficacia con la que actuaban. En apenas 30 segundos y de madrugada eran capaces de perpetrar un robo en un establecimiento. La Guardia Civil, en el marco de la Operación Fortun, ha desarticulado una banda criminal formada por cinco ciudadanos de Europa del Este, a los que se atribuye al menos 19 robos con fuerza en establecimientos comerciales y de hostelería -16 en la Alpujarra granadina y tres en la almeriense-, perpetrados entre los meses de septiembre de 2018 y febrero de 2019.

La banda actuaba con extrema rapidez. Tan sólo le hacían falta unos 30 segundos para llevarse todos los objetos que le interesaban de los establecimientos asaltados, pero ¿cómo lo lograban? Porque primero habían estado en él y habían grabado con una cámara oculta dónde se encontraban la caja registradora y los objetos de valor para posteriormente no dudar y efectuar el robo con celeridad, un modus operandi que les sirvió para hacerse con un botín de más de 32.000 euros en los 19 robos investigados.

En uno de los primeros robos investigados, el cometido el 7 de septiembre en un bar de Ugíjar, los detenidos forzaron el bombín de la cerradura y se apoderaron del dinero de la caja registradora y de un ordenador portátil. Fue un robo rápido y limpio. No forzaron ninguna de las máquinas recreativas ni revolvieron nada, los ladrones fueron directamente a por el ordenador y el dinero. 

Tras sucederse numerosos robos en diferentes localidades de la Alpujarra y todos con el mismo modus operandi, la Guardia Civil intensificó los servicios de vigilancia nocturna, a la vez que el equipo territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Órgiva iniciaba una investigación.

Fruto de ese trabajo, la Guardia Civil consiguió identificar un vehículo que inicialmente iba ocupado por tres individuos y cuando se consiguió interceptar sólo por una persona, todo ello justo después de un robo en un bar de Trevélez.

Las pesquisas posteriores de los agentes de Policía Judicial de Órgiva consiguieron identificar a los presuntos responsables de los robos investigados en las localidades de Roquetas de Mar, Almería y El Ejido.

La fase de explotación tuvo lugar el pasado día 26 de febrero de 2018. La Guardia Civil detuvo a cuatro de los cinco integrantes de esta banda criminal -el quinto fue detenido ayer 19 de marzo-, y realizó cuatro registros domiciliarios en las localidades de Roquetas de Mar, Almería, El Ejido y Viator, en los que se intervinieron numerosos objetos relacionados con los 19 delitos investigados.

En estos registros la Guardia Civil encontró además sofisticadas herramientas que hablan del grado de profesionalidad y especialización de los detenidos. Los agentes, por ejemplo, hallaron en uno de los domicilios una herramienta artesanal que servía para romper el bombín de la cerradura. En muchos de los robos investigados en la Alpujarra utilizaron esta herramienta para forzar la cerradura de la puerta del establecimiento y acceder al interior.

La Guardia Civil también encontró un maletín con llaves falsas y ganzúas; un dispositivo para la apertura de candados o cerraduras circulares de forma forzada; un maletín con máquina para copiar y tornear llaves; captadores de frecuencias para la apertura de puertas automatizadas; un inhibidor de frecuencias; intercomunicadores a distancia y un arma de descarga eléctrica.

Y por último, en uno de los registros domiciliarios, los agentes localizaron un enganche ilegal a la red eléctrica que los detenidos utilizaban para suministrar energía a un "pool de minería de bitcoin", es decir a equipos informáticos complejos que realizan un ingente cantidad de cálculos computacionales, y que por lo tanto necesitan mucha energía eléctrica para trabajar, con el fin de obtener obtener las comisiones que se derivan de la puesta en circulación de nuevos bitcoins.

La Guardia Civil continúa investigando si los detenidos han participado en más robos tanto en Granada como en Almería, ya que aún quedan numerosos efectos de los recuperados durante los registros que no han sido identificados.

En esta operación han participado agentes de los  de de Policía Judicial de Órgiva y El Ejido, La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Granada y de Almería, el Grupo de Investigación de Tráfico de Granada, el SEPRONA de Granada, el Servicio Cinológico de la Comandancia de Almería y las unidades de Seguridad Ciudadana de Granada, Almería y El Ejido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios