Andalucía

Andalucía se juega en el ‘Brexit’ 3.000 millones en exportaciones

  • Reino Unido y Gibraltar suponen el tercer mercado exterior andaluz

  • La Junta cree que una salida abrupta causaría 1.100 millones en pérdidas

Puesto de control en la frontera de Gibraltar. Puesto de control en la frontera de Gibraltar.

Puesto de control en la frontera de Gibraltar. / Julio González

Andalucía tiene mucho que perder si el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea desemboca en una ruptura abrupta. Las empresas andaluzas que comercian con Londres se encontrarían de un día para otro sin las ventajas de su inclusión en el mercado único para introducir sus bienes y servicios. Aranceles, mercancías atrapadas en interminables trámites aduaneros y pérdida de ventajas fiscales suponen algunos de los obstáculos que se encontrarían al convertirse Reino Unido en un país tercero no afecto a la legislación comunitaria.

El Brexit ya está afectando a las relaciones comerciales de Andalucía con el Reino Unido. Tras nueve años de ascenso sostenido, las exportaciones de las empresas andaluzas a Londres retrocedieron en 2018 un 10% y se quedaron por debajo de los 2.300 millones, lo que supuso que el mercado británico quedara relegado a la cuarta posición en volumen, por detrás de Alemania, Francia e Italia.

Y no hay que olvidar el Brexit no sólo implica a Londres, sino también abarca a Gibraltar, un enclave al que Andalucía exportó en 2018 bienes y servicios por un importe de 1.016 millones de euros, según los datos de la Secretaría de Estado de Comercio Exterior. La suma de las ventas andaluzas a Reino Unido y Gibraltar roza los 3.300 millones, equivaliendo casi al mercado francés, y sólo superado por Alemania.

Casi el 90% de las exportaciones andaluzas a Gibraltar son combustibles y otros hidrocarburos, procedentes principalmente de la cercana refinería de Palmones, por lo que las oscilaciones anuales se deben básicamente al valor de los derivados del petróleo. En cambio, el flujo comercial de Andalucía hacia Reino Unido es mucho más variado.

Frutas, hortalizas, aceite y bebidas suman cuatro de cada diez euros exportados a Londres. Otro apartado destacado es el que se refiere al aeronáutico, con casi 370 millones de euros. La presencia de la planta de ensamblaje final de Airbus Defence and Space en Sevilla explica que esta provincia fuera la que más exportó a Reino Unido en 2018. Y no es la única aportación de la industria.

La venta de material eléctrico alcanzó un volumen de 193,1 millones, las de hierro y acero –donde juega un papel fundamental la planta de Acerinox en Los Barrios– alcanzó una cifra de 93 millones, y las manufacturas de piedra llegaron hasta los 61,8 millones, gracias fundamentalmente al tirón del sector almeriense del mármol.

Saldo comercial favorable

El saldo comercial de las últimas dos décadas es netamente favorable a Andalucía. En 2018, las empresas andaluzas exportaron a Reino Unido dos euros por cada euro invertido en compras a compañías británicas. En 2018, los combustibles fueron el principal producto adquirido a Reino Unido –299,8 millones–, seguido hierro acero y aluminio –171 millones–; aeronaves –114,2–, y bebidas –94,9 millones–.

Uno de los principales problemas de las empresas que comercian con Reino Unido es que probablemente tendrían que abonar un arancel del 100% al no haber aún ningún acuerdo de libre comercio con la UE. También tendrían costes financieros extra por la diferencia temporal entre el pago del IVAa la importación de bienes a Reino Unido y su recuperación, que no es inmediata.

Asimismo, los bienes a los que se aplican impuestos especiales –hidrocarburos, tabaco o alcohol– dejarán de beneficiarse del régimen suspensivo dentro de la UE, que actualmente permite diferir la tributación hasta el momento en que tiene lugar su consumo.

Impacto en Andalucía

La Junta de Andalucía estima que un Brexit abrupto supondría a la economía andaluza unas pérdidas de entre 500 y 1.100 millones anuales, según expuso ayer el consejero de Economía, Rogelio Velasco, en el Parlamento.Velasco justificó la amplitud de este rango por la gran diferencia que habría entre un Brexit blando, que acabe en un acuerdo de libre comercio entre la UE y el Reino Unido sin aranceles, como el de Noruega, y el peor escenario, el de una relación comercial con cuotas y aranceles, regulada según las normas de la Organización Mundial del Comercio.

Según sus datos, Andalucía ingresa anualmente unos 4.500 millones del Reino Unido, lo que equivale al 2,8% del PIB andaluz, una cifra que procede de la suma de las exportaciones andaluzas y del gasto del turismo británico, que ascendió a 1.945 millones en 2017. Reino Unido es además el primer inversor directo en la comunidad, con más del 13% del total, y tercer principal destino de inversiones andaluzas en el exterior.

Los británicos compraron 2.643 viviendas en Andalucía en 2017, una quinta parte del total de las compras inmobiliarias extranjeras. El Reino Unido es, además, el primer mercado emisor de turistas a Andalucía, con más de tres millones de visitantes. Respecto a los flujos demográficos, unos 75.000 británicos residen en Andalucía, que alberga casi un tercio de todos los ciudadanos del Reino Unido que viven en España, mientras que Gran Bretaña acoge a unos 11.400 emigrantes andaluces.

Pese a la incertidumbre, el consejero lanzó un mensaje de “tranquilidad” y se mostró convencido de que no habrá un Brexit abrupto, porque no entiende que dos de las zonas “más desarrolladas del mundo” se dañen mutuamente. “Las personas que trabajan en Gibraltar van a seguir entrando y saliendo diariamente sin problemas y no va a cambiar el estatus de los residentes británicos en la Costa del Sol”, pronosticó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios