Andalucía

La Audiencia de Córdoba achaca a la falta de vigilancia que un preso pudiera asesinar a otro

La sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba condenó ayer a una pena de 18 años y medio a un preso por asesinar a otro en el Centro Penitenciario de Alcolea y consideró que Instituciones Penitenciarias era responsable por la "falta continuada de vigilancia" sobre los dos internos, ambos de máxima peligrosidad. Además el acusado deberá pagar una indemnización de 286.500 euros a la familia del interno al que dio muerte por los daños morales causados.

En la sentencia, el magistrado presidente del tribunal, que juzgó el caso con un jurado popular, que consideró al interno culpable de asesinar a su compañero, explicó que en la vigilancia de los dos presos, según el propio reglamento carcelario, se cometieron hasta tres infracciones: "falta continuada de vigilancia, insuficiencia de funcionarios y autorización para que pudieran estar los dos en el baño".

A este respecto y dado que la Audiencia considera en su fallo que el delito fue cometido ante la falta de la debida vigilancia, por parte de la prisión cordobesa, de un preso peligroso, en la sentencia se determina que, en caso de que el recluso que cometió el asesinato no haga frente a la citada indemnización, será el Estado, como responsable civil subsidiario, el que se haga cargo de abonarla. El juez declaró que el reglamento de internos de régimen especial determina "el seguimiento continuado del interno", bien por los propios funcionarios o por medidas técnicas de seguridad.

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía pidió mayores responsabilidades a Instituciones Penitenciarias, además del pago de las indemnizaciones pues consideran que la falta de vigilancia causó "consecuencias irreparables".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios