Gibraltar

Incertidumbre en el sector del juego de Gibraltar por un Brexit sin acuerdo

  • Bet365 anunció el jueves que se marcha a Malta y 888 busca una licencia en este país como plan B

  • Con este escenario, las casas de apuestas con licencia del Peñón no podrían operar en Europa

Las banderas de Reino Unido, Gibraltar y la Unión Europea, en la frontera entre Gibraltar y La Línea Las banderas de Reino Unido, Gibraltar y la Unión Europea, en la frontera entre Gibraltar y La Línea

Las banderas de Reino Unido, Gibraltar y la Unión Europea, en la frontera entre Gibraltar y La Línea / Erasmo Fenoy

Comentarios 2

El anuncio de bet365, un gigante de las apuestas online, de que reducirá de forma progresiva su presencia en Gibraltar para trasladarse a Malta ha generado una profunda incertidumbre entre los trabajadores del sector del juego online, que en el Peñón emplea a más de 3.000 personas en las 35 empresas que cuentan con licencia del Gobierno de la Roca. Bet365 es una de las más potentes en la colonia británica con más de 500 empleados que ven en peligro sus puestos de trabajo. Los servicios financieros y el juego a través de internet suponen el 40% del PIB de Gibraltar y generan la cuarta parte del empleo.

La compañía arguye como motivo principal la incertidumbre del Brexit. Y motivos no le faltan porque después de que la primera ministra británica, Theresa May, anunciara ayer que dimitirá el próximo 7 de junio, ya se ha postulado para sucederla Boris Johnson, firme defensor del Brexit. De hecho, ayer mismo anunció que Reino Unido se marchará de la Unión Europea en octubre “con o sin acuerdo”.

Cuentan con licencia para operar en Gibraltar, además del gigante bet365, casas de apuestas tan importantes en todo el mundo como Betfair, William Hill y 888Sport, además de otras más conocidas en las islas británicas, como a Betmotion o SportingBet. Las ventajas de estas empresas eran enormes al instalarse en el Peñón hasta 2014, pero ese año se actualizó la normativa a petición de la Comisión de Juego británica y desde entonces se obliga a los operadores con sede en la Roca y en otras regiones a pagar un 15% de los ingresos brutos conseguidos gracias a los clientes que viven en el Reino Unido.

Los operadores del juego sí disfrutan de otros beneficios fiscales, como la exención del IVA para gastos en marketing y un impuesto de sociedades bastante bajo (del 10%, con respecto al 20% que se paga en Reino Unido o el 23,5% en Irlanda), lo que ha hecho que tantas empresas se hayan instalado a la sombra del Peñón.

A pesar del anuncio de bet365, una búsqueda rápida en sitios web de empleo de las casas de apuestas y de agencias de colocación permite encontrar una amplia oferta para trabajar en Gibraltar. Por ejemplo, en la web de GVC, grupo del que forman parte casas de apuestas como Bwin, Sportium o Ladbrokes, ofrece 39 puestos de trabajo en el Peñón. Y William Hill, que emplea a unas 400 personas, lanzó en enero una campaña para atraer a trabajadores al Peñón vendiendo su localización, buen clima y ubicación cercana a la Costa del Sol. A estas buenas noticias se une que el pasado mes de abril Red Tiger consiguió una licencia para operar en Gibraltar.

Pero la incertidumbre del Brexit ha tambaleado los cimientos de una industria que ha repercutido no solo en la economía de Gibraltar, sino también en La Línea y en la comarca porque cerca del 70% de sus trabajadores (en total son más de 3.000) residen a este lado de la Verja. No son solo españoles, ya que las ofertas de trabajo suelen solicitar personal que hable distintos idiomas.

Una de las principales preocupaciones de las compañías de apuestas con base en la Roca es si tras el Brexit, la licencia de Gibraltar les permitirá operar en los países de la Unión Europa que no tienen sus propias regulaciones específicas de juego, aunque este número de países ya es menor después de que en 2015 lo regulase Suecia y en 2018 lo hiciera Holanda.

En mayo de 2018 el diario The Times of Malta ya adelantó que bet365 tenía previsto trasladar gran parte de su negocio en Gibraltar a Malta. Un mes antes varios medios se hicieron eco de que 888 Holdings, que también cuenta con licencia en el Peñón, había iniciado los trámites para conseguir una licencia en la isla mediterránea. 888 explicó que la adquisición de la licencia en Malta era parte de un “plan B” en caso de que se diera un Brexit duro.

Las empresas también tienen en cuenta las molestias que podría conllevar un paso poco fluido por la Aduana para sus empleados y, por tanto, para las propias casas de apuesta, ya que la mayor parte de ellos residen en La Línea y la comarca.

Los expertos en la materia apuntan a que Malta será el mayor beneficiado de la salida de Gibraltar de la Unión Europea. Forma parte de la UE desde 2004, por lo que no tendría problemas para operar en los estados que aún no tienen una regulación específica del juego. De hecho, cuenta con más de 470 empresas del sector registradas, por las 30 que tiene Gibraltar, y se centra en los mercados escandinavos y europeos, mientras que en la industria del Peñón está orientada al mercado británico.

Para los trabajadores de otros países, Malta también cuenta con mejores conexiones. Tiene hasta 12 vuelos diarios con Londres y vuelos directos con más destinos. Y el alquiler de viviendas es más barato que en Gibraltar.

Los 3.000 trabajadores de las casas de apuestas online en Gibraltar representan un 10% de los trabajadores del Peñón. Cubren distintos puestos, administrativos, encargados del diseño y mantenimiento web o atendiendo llamadas de atención al cliente en call centers.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios