Andalucía

La Junta fomentará la rehabilitación y el alquiler de pisos durante cinco años

  • El Ejecutivo aprueba el Plan de Vivienda 2016-2020. El proyecto incluye 188.000 actuaciones con un presupuesto de 730 millones.

Comentarios 1

El fomento del alquiler, la restauración de inmuebles y la lucha contra los desahucios son los tres pilares que sustentan el Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía 2016-2020 que el último Consejo de Gobierno antes de las vacaciones aprobó ayer. El proyecto desarrollará 188.545 actuaciones con un presupuesto que ronda los 730 millones de euros. 

 

"El plan tiene un enfoque social porque el marco de actuación se basa en aquellas familias con rentas débiles. Centraremos nuestro esfuerzo en los colectivos que viven una situación vulnerable y tienen mayores dificultades para acceder a una vivienda", dijo el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, quién hizo hincapié en los 40.000 empleos directos que se crearán gracias al sector de la construcción. 

 

El plan impulsará el alquiler de viviendas o el arrendamiento con opción a compra debido a que estas opciones, según explicó López, "son las más demandadas en el 74% de los casos". El proyecto desarrollará 32.200 actuaciones con una inversión de 58,53 millones. 50 millones del presupuesto sufragarán el 40% del alquiler para familias con recursos limitados. Los ocho millones restantes se distribuirán entre organismos públicos y entidades sin ánimode lucro que promueven el alquiler asequible para familias desfavorecidas. 

 

El segundo gran eje del plan gira en torno a la rehabilitación de viviendas, ya que el 40% de los inmuebles andaluces se contruyeron antes de 1980. Para paliar esta situación, el plan invertirá 228 millones en varias líneas de actuación. La primera incluye mejorar la accesibilidad y la eficiencia energética en los edificios y viviendas de casi 95.000 andaluces.

 

López explicó que acometerán obras para mejorar la seguridad y la funcionalidad de aquellos inmuebles en los que vivan personas mayores o con discapacidad, con una inversión de cinco millones de euros. 

 

La rehabilitación se aplicará también en espacios públicos degradados con una inversión de 18 millones. El titular de Fomento apuntó que, en la misma línea, se dotarán 37 millones de euros para la adecuación de inmuebles con interés urbano y patrimonial. 

 

"El 10,4% de las viviendas andaluzas no cuentan todavía con ascensores", destacó López. Por ello, el plan incluye la instalación de elevadores en aquellas comunidades de vecinos que tengan convenios con la Junta y no se hayan ejecutado las obras todavía.

 

El plan fija como tercer objetivo el impulso de medidas para evitar los desahucios. López recordó que, según los datos facilitados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), 3,6 de cada 1.000 familias andaluzas abandonan sus viviendas por una ejecución hipotecaria o debido al impago del alquiler. 

Entre las iniciativas destaca la puesta en marcha del Sistema Andaluz de Información y Asesoramiento Integral en materia de desahucios. El programa comenzará en septiembre de manera gratuita y pretende convertirse en un instrumento de apoyo a las familias afectadas. La iniciativa se adapta a la Ley para la protección de los derechos de las personas consumidoras y usuarias en la contratación de préstamos y créditos hipotecarios. La Junta aportará todos los recursos que ofrecen las consejerías en materia de empleo, servicios sociales, justicia, salud y consumo.

 

El Plan de Vivienda y Rehabilitación, que cumple con los requisitos exigidos en cuanto a estabilidad presupuestaria, tendrá una aportación autonómica de 385 millones. A esta cifra se suma la inversión de 100 millones de euros -20 anuales- de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía mediante la venta y el alquiler de inmuebles. Por último el Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Viviendas, la Rehabilitación Edificatoria y la Regeneración y Renovación Urbanas aportará 59,2 millones de euros en 2016. 

 

López mostró su descontento con la actuación del Gobierno central, que no ha aprobado un nuevo plan que garantice la continuidad de las partidas presupuestarias. Esto significa que sólo está ratificada la inversión para 2016. "Esperamos que se mantenga la financiación del Estado con una aportación de 45,9 millones anuales en los próximo cinco años hasta alcanzar los 183,57 millones en 2020", manifestó el titular de Fomento. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios