Andalucía

El Parlamento expulsa de Adelante a Teresa Rodríguez, que pedirá amparo al Constitucional

  • La ex líder de Podemos deja el grupo que fundó con los votos a favor de PSOE, Cs y Vox y la abstención del PP

  • Bosquet anuncia una reforma del reglamento para "preservar la seguridad jurídica"

Maribel Mora, en el centro, junto al resto de diputados afines a Teresa Rodríguez. Maribel Mora, en el centro, junto al resto de diputados afines a Teresa Rodríguez.

Maribel Mora, en el centro, junto al resto de diputados afines a Teresa Rodríguez. / Julio Muñoz / Efe

La Mesa del Parlamento andaluz ha expulsado a Teresa Rodríguez de Adelante Andalucía de forma definitiva tras considerar que está en una situación de transfuguismo. Cuatro semanas después de expulsarla por primera vez, a petición de Podemos y gracias a un escrito registrado por la portavoz del grupo, Inmaculada Nieto (IU), la Cámara ha terminado por sacar a la política gaditana del grupo parlamentario junto con otros ocho diputados afines a ella.

Los votos de PSOE y Vox, que ya aprobaron el primer cese, se han sumado a los de Ciudadanos, que inicialmente se abstuvo. Los naranjas han cambiado posiciones con sus socios de Gobierno, ya que el PP votó a favor de la expulsión inicial y ahora se han abstenido. Lo que no ha cambiado es la reclamación de los populares respecto a una aclaración jurídica sobre un conflicto que se ha resuelto por la vía política. De hecho la vía judicial seguirá su camino, ya que Rodríguez y los suyos pedirán amparo al Tribunal Constitucional y están convencidos de que los jueces les darán la razón. Cuando esto ocurra es más que probable que la legislatura andaluza haya terminado. 

En los 22 días que han pasado desde que se inició el conflicto, el 28 de octubre, lo único que ha cambiado es la prevalencia del pacto antitransfuguismo en este caso. Los partidos deben firmar este viernes este acuerdo, que tras varios años en un cajón de un ministerio en Madrid ha vuelto a la luz gracias a la presión de Ciudadanos. El papel de los naranjas ha sido principal en los bandazos que ha dado el Parlamento andaluz con la situación de Teresa Rodríguez, pero todo quedó cerrado cuando la dirección de Inés Arrimada llamó al orden a sus compañeros andaluces y dejó claro que el pacto de los tránsfugas debía aplicarse. 

Alrededor de esta decisión orbitan varios casos de transfuguismo asociados Ciudadanos, con la situación del malagueño Juan Cassá como ejemplo. El ex candidato naranja a la Alcaldía de Málaga, tras ser expulsado del partido, es ahora mismo el portavoz del Gobierno de la Diputación costasoleña que comparten PP y Cs, sin ser miembro de ninguno de los dos partidos. Marta Bosquet, la presidenta del Parlamento, ha comparecido este miércoles para informar sobre la decisión, que ha achacado a los grupos que componen la Cámara, disociando así al legislativo de la expulsión de Rodríguez. 

"No es agradable que se rompa un grupo parlamentario", ha reconocido la diputada almeriense, quien ha asegurado que el informe jurídico elaborado por los letrados del Parlamento no resultaba concluyente. Esta posición choca con la de la ya ex presidenta del grupo Adelante Andalucía, que defendía que el documento elaborado por la letrada Carmen Noguerol les daba la razón a ella y sus afines y tumbaba las justificaciones enviadas por Inmaculada Nieto a petición de la Mesa. Bosquet, en su comparecencia, ha defendido lo contrario, es decir, que la expulsión de Teresa Rodríguez de Adelante Andalucía es una consecuencia de la salida de la ex líder de Podemos del partido morado y que es el grupo parlamentario quien decide el cese, no la Mesa, ni el Parlamento.

El objetivo de Bosquet, ha dicho, es poner en marcha una reforma del reglamento de la Cámara para acabar con las lagunas que han provocado indirectamente esta situación. "Cuando las leyes no están claras, hay distintas interpretaciones", ha dicho la jefa del legislativo, que ha situado en enero del año próximo el momento para avanzar en esa reforma. La aspiración de otros grupos, como el PP, es que la remodelación sea ambiciosa y también retoque otros asuntos espinoso, como las normas de las comisiones de investigación. Respecto a la decisión de expulsar a Rodríguez, el portavoz popular, José Antonio Nieto, ha justificado su abstención por esas "lagunas" que el reglamento tiene que desecar. 

No obstante, lo que ocurra con el reglamento de la Cámara andaluza no afectará ya a Rodríguez y sus ocho diputados no afines, considerados ya como no adscritos, con la pérdida de capacidad de maniobra que eso conlleva. Maribel Mora es la representante de Adelante en la Mesa y no ha sido expulsada, pero es del grupo cercano a la ex líder de Podemos pese a no militar ni en la formación morada ni en Anticapitalistas. Mora ha sido quien ha defendido los intereses de Rodríguez en los debates del último mes y hoy ha tachado de "castigo" la decisión de la Mesa. "Es un escándalo sin precedentes", ha dicho antes de acusar a la Cámara de acusar como "un Parlamento bananero".

Por su parte, el coordinador general de IU Andalucía, Toni Valero, ha pedido "disculpas por el daño causado" tras el "episodio de transfuguismo" y ha llamado a "pasar página". El líder izquierdista, que ha acudido este miércoles a la Cámara, ha defendido que "la decisión de la Mesa ha sido la correcta, porque tenía, ante todo, que preservar la soberanía popular, proteger el voto de quienes votaron Adelante Andalucía en las últimas elecciones autonómicas".

No se ha referido a las próximas decisiones a tomar, como qué ocurrirá con la dotación anual de 1,7 millones de euros que Adelante recibe por los escaños y votos logrados en las elecciones de 2018. Sobre este asunto Bosquet ha emplazado a las próximas reuniones de la Mesa, donde se analizará la situación. Queda también por saber qué ocurre con las dos diputadas cercanas a Rodríguez que quedan en el grupo y con los trabajadores del mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios