Andalucía

Pedro Sánchez cede ante Susana Díaz para no sumar un nuevo crítico en las comunidades autónomas

  • La ex presidenta mantuvo una reunión con el socialista en Moncloa el 7 de febrero

Susana Díaz con Pedro Sánchez en una foto que Díaz subió a redes sociales Susana Díaz con Pedro Sánchez en una foto que Díaz subió a redes sociales

Susana Díaz con Pedro Sánchez en una foto que Díaz subió a redes sociales

El mes de febrero ha dejado desconcertado a los sanchistas andaluces. El viernes 7 de febrero, Susana Díaz se reunió con Pedro Sánchez en Moncloa; el Ejecutivo nombró delegada del Gobierno a la granadina Sandra Sánchez, leal a la ex presidenta, y ésta ya ha comenzado a mandar en la sede de la Plaza de España de Sevilla. De momento ha confirmado a buena parte de los asesores anteriores, pero Lucrecio Fernández, el ex delegado y casi el único cargo socialista que hizo una defensa pública del Gobierno de Sánchez ante las reivindicaciones del PP andaluz, se reincorporará en su puesto de funcionario. 

Como sostenía Bismarck, las lealtades no existen en política, pero sí las confluencias de intereses, y los de Pedro Sánchez y Susana Díaz vuelven a coincidir. El presidente del Gobierno tendrá que realizar concesiones muy altas al Gobierno de la Generalitat y a ERC para garantizarse la aprobación de los primeros Presupuestos Generales del Estado, que es la llave que le asegura la legislatura. Algunas fuentes socialistas contemplan un escenario muy complicado después de las elecciones autonómicas catalanas si ERC necesitase los votos del PSC en el Parlament para investir a un presidente republicano. A la vez, el Gobierno central ha pactado con el PNV el traspaso de la gestión económica de la Seguridad Social al País Vasco, algo a lo que se negaron los anteriores presidentes.

En buena parte del PSOE hay comprensión hacia esta política de alianzas de Sánchez, pero hay dos barones regionales que están casi en estado de rebelión y el presidente del Gobierno no quiere sumar ni uno más. Mucho menos Susana Díaz. Es en este contexto en el que se sitúa este reencuentro de Pedro Sánchez y la ex presidenta de la Junta, años de disputa, desde que el primero decidiese ser candidato a la Moncloa además de secretario general. El aragonés Javier Lambán y el manchego Emiliano García-Page se mantienen críticos con los pactos con los independentistas. 

Susana Díaz ha conseguido que sea ella quien escoja a la delegada del Gobierno central en Andalucía, después de que ningún susanista entrase en ninguno de los primeros niveles del nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez. La designación de Sandra Sánchez, una ex senadora sin perfil de peso en la política andaluza, ha sido la visualización de ese poder renovado de Díaz. Además, el congreso federal del PSOE no se celebrará hasta 2021, lo que coloca al andaluz casi a las puertas de las próximas elecciones autonómicas. Eso es un balón de oxígeno para la ex presidenta, porque le permite seguir aspirando a volver a ser la candidata socialista a la Presidencia de la Junta.

Diversas fuentes, sin embargo, entienden que el acercamiento entre ambos no supondrá el apoyo de Sánchez a la candidatura de Susana Díaz, pero sí un retraso sin die de la posible alternancia en el PSOE andaluz. No opinan lo mismo los leales de la ex presidenta, que creen que la proximidad de un congreso regional socialista con la cita en las urnas favorece a la ex presidenta, a quien consideran respaldada por la mayoría del partido en Andalucía.

En principio, el Gobierno central no quiere realizar más cambios en las subdelegaciones provinciales andaluzas, para las que se designaron a dirigentes cercanos a Sánchez y enfrentado con Susana Díaz. Sandra García ha confirmado, de momento, a algunos asesores del mandato de Lucrecio Fernández, pero ya ha incorporado al poeta onubense Ángel Romero en la sede de la plaza de España. Romero es uno de los susanistas de la provincia de Huelva, fue su delegado de Cultura en esta provincia.

La propia Susana Díaz se ha encargado de publicitar este tiempo nuevo con Pedro Sánchez. El sábado pasado, con motivo del comité federal en Ferraz, la ex presidenta subió una imagen de ambos a las redes. Esta semana, ha sido el propio Sánchez quien ha felicitado a Díaz en las redes por el nacimiento de su segundo hijo, una niña llamada Rocío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios