Andalucía

Teresa Rodríguez extiende la mecha de su grupo contra Podemos a nivel nacional

  • Anticapitalistas ratifica el divorcio con la dirección de Iglesias tras su "estrategia de subalternización al PSOE, un partido neoliberal"

Teresa Rodríguez, durante una intervención en el Parlamento. Teresa Rodríguez, durante una intervención en el Parlamento.

Teresa Rodríguez, durante una intervención en el Parlamento. / maría josé lópez / eP

Podemos no gana para divorcios. Al ocurrido hace poco más de un año entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón -justamente en el quinto cumpleaños de la fundación del partido, el 17 de enero- hubo que sumar ayer otro: el que ya había anunciado esta semana la líder de esa formación en Andalucía, Teresa Rodríguez.

Si ella y el secretario general de Podemos se afanaron días atrás -vídeo mediante- en transmitir a los suyos una separación amable, ayer fue al contrario y sí hubo animosidad, o al menos no se ocultó, por parte de la Coordinadora Federal de Anticapitalistas -máximo órgano de dirección entre asambleas-. La mecha encendida por parte de Rodríguez se ha extendido a nivel nacional. Ha sido aceptada en todas partes. No ha habido sorpresas, pues es sabido que era ella, la dirigente andaluza, el rostro más notable de esta corriente que en la asamblea de Vistalegre II de febrero de 2017 obtuvo el apoyo del 13% de los militantes de la formación morada.

No habrá repetición en Vistalegre III, el cónclave de Podemos previsto para finales de marzo. Anticapitalistas confirmó ayer que no participará, después de que dicha coordinadora aprobase por unanimidad no acudir ni presentar candidaturas ni documentos. ¿Por qué? Vistalegre IIIse plantea como "una ratificación de la estrategia de subalternización al PSOE de su dirección. Sin deliberación previa y sin analizar la sangría que Podemos ha sufrido como organización durante los últimos años, no parece que haya posibilidades de cambiar este modelo", argumentó Anticapitalistas en un comunicado.

Además, la corriente más a la izquierda de la formación morada censuró el "rumbo" de Podemos tras su Gobierno de coalición con el PSOE. "La entrada de cinco ministros de Unidas Podemos a un gobierno progresista-neoliberal hegemonizado por el PSOE, en el que ese partido controla los principales resortes del poder, lejos de debilitar al actual régimen político, suponen integrarse en el mismo y considerar su gestión como el único horizonte posible".

El grupo del que es dirigente la portavoz de Andalucía Adelante en el Parlamento autonómico también mostró su rechazo a determinadas políticas concretas adoptadas por el Ejecutivo porque "renuncia a confrontar con los grandes poderes económicos. Constatamos que existe una diferencia enorme entre los objetivos del Podemos que contribuimos a formar hace seis años y la deriva actual, mediante la cual se ha pasado de impugnar a la clase política y a las élites económicas a convertirse en parte de la primera sin tocar los beneficios de las segundas".

Lo que Anticapitalistas pretende ahora es construir "una fuerza que luche por cambiar el sistema de raíz", que sea "antagonista al régimen" y que no se "conforme con lo que hay" ni con entrar en un gobierno "bajo la dirección de un partido neoliberal como el PSOE".

Anticapitalistas, grupo que contribuyó a fundar Podemos en 2014, rompe ahora tras seis años de diferencias con Iglesias, su equipo de dirección y su estrategia política y organizativa, aunque el detonante ha sido la alianza con los socialistas. Siempre ha sido la corriente más a la izquierda de la formación. Llegó a liderar el partido en varias comunidades autónomas, pero actualmente su poder se limitaba principalmente al equipo de Rodríguez en Andalucía y al puesto de Miguel Urbán en la Ejecutiva estatal como secretario de Memoria Histórica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios