Enseñanza

La Secundaria teme aulas masificadas para el curso que viene ante la pasividad de Educación

  • Los directores de instituto advierten de que se les ha dejado "en un terreno baldío" y que persisten problemas como el material higiénico-sanitario, el personal de limpieza o los dispositivos electrónicos

Reunión de la junta directiva de Adián. Reunión de la junta directiva de Adián.

Reunión de la junta directiva de Adián. / El Día

A los directores de los centros de Secundaria de Andalucía se les acaba la paciencia. Llevan más de un mes trabajando en las nuevas directrices que están marcando las consejerías de Salud y Educación que deben regir el curso que viene ante la amenaza del coronavirus, pero se están encontrando con una política de falta de decisiones por parte del departamento que dirige Javier Imbroda. Así las cosas, el temor de los directores es que se encuentren con los mismos problemas de siempre pese a la situación de excepcionalidad, con aulas masificadas o falta de medios, entre otras demandas.

Es lo que se desprende del escrito que la Asociación de Directores y Directoras de Andalucía (Adián) ha remitido a la viceconsejera de Educación y Deporte, Carmen Castillo, una carta en la que dejan claro que toda la responsabilidad se les está dejando a ellos mientras que la Administración educativa mira hacia otro lado. En el texto, al que ha tenido acceso este periódico, explican que "tras la finalización del periodo de matriculación ordinaria, además de las tareas propias de organización del curso escolar, los equipos directivos nos hemos dedicado a la configuración y redacción del protocolo covid y demás medidas organizativas emanadas de las instrucciones de la Consejería", pero que en medio de este proceso, "la vieja realidad de la planificación nos golpea de nuevo".

Y es que, a día de hoy, la realidad con la que se encuentran los institutos para el curso que viene es la de ratios altas, "a menudo, 31 o 32 alumnos en la ESO y 37-38 en Bachillerato, en un año en el que se debería ser menos estricto en este asunto". También persiste la "reducción del número de unidades o cicatería a la hora de conceder una nueva" o la "persistencia de aulas prefabricadas".

Adián apunta que "no hay noticias" por parte de Educación de cuestiones como "la carga de ese cupo adicional prometido, del personal de limpieza añadido o de la reducción para la coordinación covid". Y tampoco cuentan con la dotación concreta de dispositivos electrónicos o de material higiénico-sanitario y de protección o la realización de pruebas médicas al personal docente.

"Y todo ello, cuando se nos pide en las instrucciones que hagamos grupos de convivencia, que realicemos agrupamientos flexibles, que respetemos la distancia de seguridad, que adoptemos las máximas precauciones", critican los directores de institutos de Andalucía.

Ante este panorama, la asociación traslada a la viceconsejera "nuestra preocupación por las dificultades que todas estas cuestiones van a añadir a un curso que ya de por sí se prevé complejo", además de tener la impresión de que "a menudo, los equipos directivos debemos adoptar decisiones y medidas que, en muchos caso, escapan a nuestras funciones". 

El colectivo concluye diciendo que aunque son conscientes de la complejidad del momento actual, "la responsabilidad que se ha dejado en manos de los equipos directivos y, especialmente, de las directoras y directores es tan inmensa que, al trabajo habitual y a la incertidumbre del momento, se une la sensación de que se nos ha dejado en un terreno baldío al que debemos tratar de sacar el máximo provecho. Y conviene tener en cuenta que a los equipos directivos también hay que cuidarlos", sentencian.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios