Andalucía

Ferraz y el PSOE andaluz negociarán el reparto de poder en Andalucía

  • La ex presidenta se siente con el aval de Pedro Sánchez para intentar volver a la Junta

Susana Díaz, en el Parlamento. Susana Díaz, en el Parlamento.

Susana Díaz, en el Parlamento. / m. j. lópez / ep

Susana Díaz se siente con el aval y el apoyo de Pedro Sánchez para recuperar la Presidencia de la Junta. La reunión que el presidente del Gobierno y la líder andaluza mantuvieron el lunes pasado en Moncloa ha abierto un nuevo tiempo en sus relaciones, tanto que Susana Díaz ha explicado este jueves en los pasillos del Parlamento que los nombres de los diputados provinciales y de los presidentes de las diputaciones se acordarán con el comité federal. Aunque esto es obvio desde el punto de vista estatutario, no fue así cómo se elaboraron las listas de las elecciones generales, cuando Ferraz y la dirección andaluza se enfrentaron en una batalla que los susanistas tenían perdida de antemano.

Susana Díaz ha cambiado; Pedro Sánchez, también. La secretaria general de los socialistas andaluces ha modificado, incluso, el tono con el que ha interpelado al presidente de la Junta, Juanma Moreno, en la sesión de control al Gobierno. Hasta el punto que Moreno se lo ha agradecido. "El secretario general y presidente del Gobierno sólo me ha ofrecido lealtad y su apoyo para volver a la Junta", ha indicado Díaz.

Otras fuentes matizan la orientación de este "nuevo tiempo", que sería más una suerte de tregua hasta el próximo congreso del PSOE de Andalucía, que se celebrará antes de la convocatoria de elecciones andaluzas. Juan Cornejo, por parte andaluza, y Santos Cerdán, por la de Ferraz, van a comenzar a negociar los nombres de los diputados y de los presidentes de las diputaciones, de tal modo que haya sanchistas en todos los niveles. Esto supondrá la primera permeabilización del sanchismo en la dirección andaluza. Hay que tener en cuenta que, excepto en el caso de Sevilla, todos los presidentes son, a su vez, los secretarios provinciales del PSOE. Lo que se negociar es el poder en el partido, no tanto la representación en la institución.

El presidente más débil desde el punto de vista orgánico es el de Córdoba, Antonio Ruiz. Ha sido un hombre del ex presidente del Parlamento Juan Pablo Durán, por lo que es posible que cambie. Irene García, en Cádiz, puede ser sustituida por el alcalde de Chiclana, José María Román, pero los sanchistas están divididos en esta provincia. En Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos es persona de confianza de Díaz y es muy posible que la ex presidenta no quiera dejarlo caer, pero lo que se da por seguro es que Pedro Sánchez hará notar su poder con nuevos nombres. Por eso, más allá del secretario general de Jaén y presidente de la Diputación, Francisco Reyes, no hay ningún nombre seguro.

El presidente de Huelva, Ignacio Caraballo, se ha situado al margen de este proceso de elección. Es posible que esté pensando dejar el cargo en manos de otra persona de su confianza. Y en Granada, José Entrena, ya llegó a un acuerdo con Ferraz para la elaboración de las listas de las generales.

"Estoy profundamente agradecida a Pedro", ha dicho Díaz. Aunque la ex presidenta lo niegue de modo formal, Pedro Sánchez le ofreció que fuera la presidenta del Senado antes de a Miquel Iceta. Ambos hablaron en la capilla ardiente de Alfredo Pérez Rubalcaba, y ya allí tenía Susana Díaz este ofrecimiento. Lo rechazó con el argumento de que desea intentar ganar la Junta.

Después de aquello, el PSOE ha obtenido buenos resultados en Andalucía en las generales, las municipales y las europeas, mucho mejores que los que obtuvo Díaz el 2 de diciembre de 2018. Esto es un hecho de peso para que Díaz haya rectificado en su enfrentamiento perenne con Sánchez y se desplazase el lunes a Madrid. "Hemos entendido el mensaje de las urnas", ha indicado la ex presidenta, y se ha referido en concreto a los resultados del 28 de abril y del 26 de mayo. "Nos quieren para hacer frente a la derecha", añadió después.

Uno de los problemas del sanchismo en Andalucía es que carece de organización. Sánchez cuenta en la comunidad con algunos de sus mejores apoyos personales de estos últimos años, pero casi no guardan relación entre sí. 

 

   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios