Desaparición en El Campillo La UCO toma las riendas de la investigación

  • El coronel de la Guardia Civil asegura que "lo importante es encontrar el cuerpo"

  • La última señal del teléfono de Laura Luelmo se obtuvo el miércoles a las 20:00

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Benemérita se ha hecho cargo de la investigación de la desaparición de la joven profesora zamorana Laura Luelmo, de la que nada se sabe desde el miércoles. Así lo ha confirmado el coronel jefe de la Guardia Civil de Huelva, Ezequiel Romero, quien ha señalado a primera hora de esta mañana que "hemos pedido que para este caso vengan los mejores" y que los efectivos del cuepro de élite llevan en la Cuenca Minera "desde ayer".

Romero ha incidido en que "no descartamos ninguna hipótesis, por lo cual lo más importante es encontrar el cuerpo de Laura". No obstante, ha matizado de inmediato que "todavía tenemos la esperanza de encontrarla viva, de que haya tenido algún accidente, que esté todavía refugiada; ojalá sea así".

Como ha avanzado hoy Huelva Información, el coronel ha ratificado que "desde un principio nunca hemos pensado que se haya ido voluntariamente". La hipótesis de que se marchara por iniciativa propia "no la hemos tenido nunca en la cabeza: siempre hemos pensado que haya tenido algún accidente o que, por desgracia, haya alguna segunda persona implicada".

Ezequiel Romero atiende a la prensa. Ezequiel Romero atiende a la prensa.

Ezequiel Romero atiende a la prensa. / Alberto Domínguez (El Campillo)

Los investigadores analizan cualquier vestigio que aparezca y arroje luz sobre el paradero de Laura Luelmo. Entretanto, cientos de voluntarios y efectivos de seguridad la buscan por tierra, agua y aire, muchos de ellos en moto o en todoterreno.

Ezequiel Romero ha agregado que la última señal recogida por el repetidor ubicado a nueve kilómetros de la vivienda de la joven -en la calle Córdoba de El Campillo- la ofreció el teléfono móvil de Laura a las 20:00 del miércoles, último instante en el que "tenía una base de datos abierta, el Whatsapp u otra".

El hecho de que esta zona de la geografía onubense sea montañosa dificulta a los repetidores "dar un punto exacto: la probabilidad de localizar exactamente dónde estaba es un poco más dificultosa".

Sobre la cuestión de la existencia de un sospechoso que pudiera estar involucrado en la desaparición, Romero ha subrayado que "no tenemos a nadie en concreto que digamos este es sospechoso número uno” y lamenta las informaciones que corren "por las redes sociales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios