Andalucía

Zoido recalca que la escalada delictiva en La Línea son hechos "excepcionales"

  • El titular de Interior minimiza en el Senado la actividad de los narcos en el Campo de Gibraltar y destaca los éxitos policiales

Zoido, ayer en la jornada inaugural del Salón Internacional de la Seguridad, en Madrid. Zoido, ayer en la jornada inaugural del Salón Internacional de la Seguridad, en Madrid.

Zoido, ayer en la jornada inaugural del Salón Internacional de la Seguridad, en Madrid. / paolo aguilar / efe

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, insistió ayer en calificar como "circunstancias excepcionales" la escalada delictiva y de inseguridad ciudadana que sufre la ciudad de La Línea, y el Campo de Gibraltar en su conjunto, debido a la intensa actividad de las redes del narcotráfico. Lo hizo en el Senado, apenas 24 horas después de haber visitado la comarca durante la misma jornada en la que se produjo una persecución policial en Algeciras y el robo de una narcolancha en un depósito judicial de Conil de la Frontera.

El titular de Interior fue interpelado por el senador gaditano Francisco González Cabaña (PSOE) -presidió la Diputación gaditana de 2003 a 2011-, quien preguntó si la provincia de Cádiz "está condenada a convertirse en un territorio dominado por el crimen organizado". El parlamentario socialista subrayó de manera especial la coincidencia de los dos hechos protagonizados por los narcos durante la visita del ministro a la provincia el lunes. González Cabaña también puso el acento en la liberación de un narco por veinte encapuchados en el hospital de La Línea en la misma jornada en la que dos guardias civiles fueron embestidos por un todoterreno.

La Junta acusa al ministro de dedicarse a "circunloquios verbales" y "zarandajas"

Zoido dio al relato del senador del PSOE la importancia de "dos o tres circunstancias excepcionales" y, de nuevo sin detallarlas, afirmó que el Gobierno tomará "medidas excepcionales". También destacó, aunque sin precisar cuánto, que el despliegue policial especial será "mantenido en el tiempo".

El ministro recalcó que la tasa de criminalidad en la provincia de Cádiz se encuentra tres puntos por debajo de la media nacional y volvió a sacar a la palestra las cifras de incautaciones difundidas el lunes en la ciudad linense (un 300% más de cocaína y un 45% más de hachís intervenidos en la comarca durante 2017).

Zoido no se olvidó de repartir una cuota de responsabilidad con la Junta de Andalucía. Tras recordar que las circunstancias que concurren en Cádiz son "difíciles", Zoido reiteró -como hizo en la víspera- que la provincia cuenta con la tasa de paro más alta del país, así como la de fracaso escolar o la de desempleo juvenil.

El ministro fue respondido desde el Gobierno andaluz, cuyo portavoz, Juan Carlos Blanco, emplazó a Zoido a dejar los "circunloquios verbales" y las "zarandajas" al tiempo que le pidió que aumente los efectivos de los Fuerzas de Seguridad en el Campo de Gibraltar, porque se necesita un "reforzamiento" en esta comarca. "Para él es normal lo que para los ciudadanos normales no lo es", recalcó el portavoz en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. A su juicio, el ministro tiene una problema de "distorsión de la realidad", porque. en el mismo momento en que decía que no hay situaciones excepcionales, "estaban robando una lancha o hubo un tiroteo en la zona".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios