Andalucía

El día que el Rey fue portavoz del Parlamento de Andalucía

  • Ocho de los diez presidentes del Parlamento rememoran sus mandatos en un coloquio organizado por Marta Bosquet con motivo del 28-F

Felipe VI en el Parlamento en 2002, flanqueado por Manuel Chaves y Javier Torres Vela Felipe VI en el Parlamento en 2002, flanqueado por Manuel Chaves y Javier Torres Vela

Felipe VI en el Parlamento en 2002, flanqueado por Manuel Chaves y Javier Torres Vela / Juan Carlos Muñoz

Cuenta Javier Torres Vela que durante su etapa como presidente del Parlamento andaluz el entonces Príncipe de Asturias quiso visitar la Cámara. Fue en abril de 2002, durante una gira de dos semanas del entonces heredero que acabó con un paseo por el real de la Feria de Abril. Al político granadino le tocó hacer de anfitrión del ahora Rey de España, que llegó a participar en una suerte de Junta de Portavoces.

Antes, el ex dirigente socialista puso sobre aviso a los portavoces de los grupos, entre quienes estaba la añorada Concha Caballero como representante de IU. “Me dijo que ella no podía no decirle que era republicana”, rememoró ayer Torres Vela. “Soy republicana pero también educada”, le dijo la política izquierdista que participó en aquel encuentro histórico y que ayer recordó el presidente del legislativo andaluz durante la quinta y la sexta legislatura.

Lo hizo rodeado de ocho de los diez jefes que ha tenido el Parlamento en su historia en un encuentro organizado por la actual presidenta, Marta Bosquet, con motivo de los 40 años del referéndum del 28 de febrero de 1980. El primero, Antonio Ojeda, manejó una Cámara que durante sus primeros seis meses fue “huesped” del Real Alcázar de Sevilla y cuyos miembros se sentaban en escaños prestados por la Diputación de Córdoba.

Los presidentes del Parlamento frente a la puerta del Salón de Plenos. Los presidentes del Parlamento frente a la puerta del Salón de Plenos.

Los presidentes del Parlamento frente a la puerta del Salón de Plenos.

“Fuimos un Parlamento itinerante”, recordó este presidente. Bajo su mandato, los primeros diputados andaluces viajaron del conjunto palaciego sevillano a la antigua sede de la Real Audiencia –hoy Fundación Cajasol– y, después, a la iglesia del Convento de San Hermenegildo. En ese templo desacralizado ya hubo un rey parlamentario antes de Felipe VI, como recordó el propio Ojeda. En 1823, las Cortes del Trienio Liberal se reunieron en Sevilla huyendo de los Cien Mil Hijos de San Luis, el ejército francés que reinstauró el absolutismo para el propio Fernando VII.

Quedó claro ayer que la historia del Parlamento de Andalucía tiene muchos encuentros con la Casa Real, aunque no siempre son buenos. José Antonio Marín Rite, que fue presidente durante las legislaturas III y IV ironizó con la ausencia de Juan Carlos I en la inauguración de la actual sede, el antiguo Hospital de las Cinco Llagas. Faltaban menos de dos meses para la inauguración de la Expo 92 y el Rey emérito se perdió la reapertura del edificio renacentista por un accidente de esquí.

“Es una cosa que le pasa con relativa frecuencia”, bromeó Marín Rite, que era presidente de la Cámara cuando se produjo la mudanza a las Cinco Llagas. Hubo que esperar a 2003 para que Juan Carlos I “se quitase la espinita”. Entonces inauguró la ampliación que desemboca en la imagen actual del legislativo. Como con Felipe VI, Torres Vela fue el encargado de hacer de guía de un Monarca. “Dijo que era el mejor Parlamento de España”, reveló.

Habrá quien no opine lo mismo que el Rey emérito, pero nadie podrá discutir que es el único que cerraba los debates de presupuestos con villancicos flamencos, una costumbre que se perdió y por la que preguntó ayer Mar Moreno, la primera mujer que dirigió el Parlamento cuando los diputados podían todavía fumar en las comisiones. Fue la ex dirigente socialista quien, en aplicación de la ley antitabaco, acorraló a los fumadores en los ocho patios en torno a los que se articula este enorme edificio de largos pasillos.

Moreno, bajo cuya presidencia se aprobaron también las normas que permiten que ahora el Parlamento sea paritario, estaba ayer en minoría junto con Marta Bosquet. Sólo dos mujeres por seis hombres. La nómina de presidentes se completa con de forma paritaria: Fuensanta Coves ni Ángel López, jefes de la VIII y la II legislatura se ausentaron. “No ha sido coronavirus”, bromeó el conductor del acto, el periodista José Luis Losa, que arrancó unas tímidas risas a los presentes.

Nada comparado con lo que logró el otro presidente que ayer estaba compartió minoría, de nuevo, con Marta Bosquet. La actual jefa del legislativo, de Ciudadanos, y Diego Valderas, de IU, son los dos únicos líderes de la Cámara que no tienen carnet del PSOE. Fue bajo el mandato del también ex presidente de la Junta cuando el salón de Plenos de las Cinco Llagas salió en todas las televisiones.

El ataque de risa de Chiqui Guitérrez y Juan Santaella que obligó a levantar la sesión por exceso de carcajadas durante la legislatura más tensa de la historia autonómica, la de la pinza. Dualidad, como la que los ocho presidentes presentes en el coloquio –los socialistas Manuel Gracia y Juan Pablo Durán completan el elenco– reclaman para el 28-F, una celebración que, consideran, debe ser al mismo tiempo reivindicativa y animosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios