Málaga

"No pensamos que un niño había tirado 6.700 euros por la ventana"

  • Los malagueños que devolvieron en Granada una mochila se citan con el matrimonio chino que la dio por perdida

Arturo y Marina, en una imagen reciente. Arturo y Marina, en una imagen reciente.

Arturo y Marina, en una imagen reciente. / m. h.

Comentarios 1

Un sobao, un pañal de tela, una nota con un manuscrito infantil. Nada hacía presagiar que aquella mochila de Spiderman contenía dos fajos de billetes que sumaban la friolera de 6.700 euros. "Lo último que pensamos es que un crío de dos años había tirado el dinero de las vacaciones familiares por la ventana", cuenta entre risas Arturo, que junto a Marina, su pareja, ha dado una lección de honradez a un matrimonio asiático tras devolverle los ahorros que encontraron en el suelo de unos aparcamientos. "La mujer tenía un disgusto impresionante. Nada más vernos, se nos abrazó llorando para darnos las gracias y también una recompensa", recuerda el joven, sorprendido por el alcance de su historia. La escena se desarrolla en el interior de un parking situado en Granada, la ciudad que la pareja había elegido para pasar un par de días juntos antes de los exámenes de septiembre.

Él estudia Medicina y ella Trabajo Social y Psicología. Ambos salían con el vehículo cuando encontraron un macuto que parecía haber perdido un padre despistado. "Le dije a Marina que lo cogiera para entregarlo en la garita del parking por si alguien lo reclamaba, pero le dio reparo porque estaba tan bien puesto...", explica Arturo. A él le pudo la curiosidad y decidió acercarse. Ella le siguió. "Se le cambió la cara. Vimos dos fajos cogidos con gomas, pasaportes de niños muy pequeños y papeles de reservas", precisa el joven. Presos de los nervios, se dirigieron a la Comandancia de la Guardia Civil. Fue una vez allí cuando los agentes, tras tomarles declaración, procedieron al recuento del efectivo. Había 6.700 euros. Daba comienzo así la ardua tarea de localizar a los dueños. "Ayudamos a encontrar los datos entre todas las hojas de reservas de hoteles. Justo había una con el nombre de ellos y el número de teléfono y los llamaron", narra Arturo. Bingo. Se trataba de un matrimonio chino residente en España que había iniciado un periplo por distintos puntos de Europa en compañía de sus hijos. Madrid era su próxima parada.

La Guardia Civil no tardó en contactar con ellos. Merecía la pena deshacer los 80 kilómetros que ya habían recorrido. El encuentro tuvo lugar en la propia Comandancia. Allí se sucedieron los agradecimientos. "Entendí que en un momento dado se dieron cuenta de que la mochila no estaba. La daban por perdida", señala el joven, que incluso llegó a pensar que era "dinero negro" porque uno "no suele ir de vacaciones con casi 7.000 euros". Aunque la pareja es consciente de que haber eludido la entrega del dinero les habría supuesto incurrir en un delito de apropiación indebida, aseguran que principalmente pesaban más las "consecuencias morales" que podría acarrear.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios