Caso Invercaria Coronavirus: el tribunal pide colaboración con la “vetusta y maltrecha” Justicia

  • Rechaza dos peritos del sobrino de Felipe González porque pueden derivar hacia opiniones jurídicas

  • Pide que los informes se hagan en una hora y que los acusados anuncien si se van a acoger a no declarar

Juan María González Mejías, ex director de Promoción de Invercaria

Juan María González Mejías, ex director de Promoción de Invercaria

El tribunal que debe juzgar la pieza de Personal del caso Invercaria -en la que va a ser juzgado un sobrino de Felipe González- ha aprovechado su auto de admisión de pruebas para pedir a las partes colaboración  con la “vetusta y maltrecha” Administración de Justicia en estos tiempos de coronavirus.

La pieza de Personal es una de las trece del caso Invercaria que hasta ahora ha llegado a la Audiencia y en ella se juzgarán las retribuciones y  finiquitos de sus directivos que supusieron la “disposición de importantes cantidades de dinero a favor de los investigados”. Serán juzgados el ex presidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo, el ex director financiero Antonio Nieto Garrido y los ex directores de Promoción Juan María González Mejías -sobrino del ex presidente Felipe González- y Cristóbal Cantos. La Fiscalía pide para ellos entre tres años y medio y seis años de cárcel.

El caso ha correspondido a la Sección Cuarta de la Audiencia, que debido a la alarma por coronavirus ha fijado once días de juicio y el orden de las comparecencias, pero dejando sin señalar la fecha exacta de inicio.

Ante la los “indudables efectos negativos” del coronavirus en “una ya maltrecha administración de Justicia”, el tribunal pide a las acusaciones y defensas su colaboración “sin merma de su derecho de defensa”, que sintetiza en que no hagan informes de más de una hora, que anuncien por adelantado al tribunal si van a plantear cuestiones previas, si sus clientes se van a acoger a su derecho a no declarar y si hay algún interrogatorio que prevean especialmente largo.

La causa ha correspondido al magistrado Carlo Lledó y el tribunal empieza exponiendo su compromiso con la respuesta ágil de la Justicia, que “resultaría estéril sin la necesaria colaboración de las partes, que en nuestra vetusta ley procesal siguen teniendo a su alcance no pocas vías para dilatar sine die la celebración del juicio”.

Tras la crisis del coronavirus, “es más que posible que ni siquiera los titánicos esfuerzos de todos los operadores jurídicos logren el objetivo de dar una respuesta en tiempo razonable a las pretensiones de la sociedad y de los ciudadanos”, lamenta, y añade que esta situación se agravaría en casos como el de Invercaria, en el que no concurre ninguna circunstancias para celebrar el juicio de forma preferente.

Los magistrados no admiten las periciales de tres catedráticos: Luciano Parejo (Derecho Administrativo), propuesto por Invercaria, Carmen Sáez Lara (Derecho del Trabajo) y Francisco Adame (Derecho Financiero), propuestos por González Mejías.

“Como es sabido -dice el auto- las periciales deben versar sobre hechos”, pero en estos casos “tan solo incorporan motivaciones u opiniones jurídicas, sin duda respetables, que pueden y deben ser traídas al juicio por la parte que las asume, especialmente en su informe, pero que no puede dar lugar a una dilación del proceso con el singular escenario de entablar en el plenario un debate jurídico entre las partes y un tercero extraño al proceso“.

Por “flexibilidad”, estos informes no van a ser expulsados de la causa y se permitirá a las partes referirse a ellos en algún momento, además de acceder a la lectura de algún fragmento, indica el tribunal.

Rechaza, por otra parte, pruebas pedidas por Pérez-Sauquillo porque “bajo la cobertura de una supuesta documental, viene a proponer verdaderas diligencias de investigación y que tienen tintes claramente prospectivos” como recabar los emolumentos de los directivos de la agencia Idea que no se están enjuiciando aquí.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios