Andalucía

La superficie quemada supera ya la media histórica de la última década

  • El incendio de Quesada, que duró 25 días, eleva a 12.000 las hectáreas calcinadas.

En lo que va de año se han quemado en Andalucía 11.935,60 hectáreas en incendios forestales. Esta cifra rompe la media histórica de la última década, que se sitúa en 10.000 hectáreas quemadas cada año. Además, las casi 12.000 hectáreas quemadas -corresponden a unos 16.716 campos de fútbol arrasados por el fuego- cumplen la tendencia al alza de los dos últimos años. En 2013 se quemaron 2.880,78 hectáreas y en 2014, 7.002.

El dato de la superficie afectada por ahora por los incendios sólo ha sido superada, desde 2001, en tres ocasiones. En 2004 se quemaron 51.273,93 hectáreas, se produjo el conocido incendio de Riotinto en Huelva, la mayor catástrofe de estas características en Andalucía desde 1991. En 2009 ardieron 13.555,84 hectáreas y en 2012, 12.833,39. En el octavo mes del año, 2015 entra en el grupo de las temporadas con más llamas. Al quedar cuatro meses por delante es más que probable que supere alguna de estas cifras.

El número de siniestros, 521, es similar al de otros años, pero el incendio de Quesada en Jaén, donde se quemaron 9.806 hectáreas, durante 25 días, y el de Lújar en Granada "han disparado las estadísticas", dijo ayer el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio José Fiscal en una visita a la base de la Brigada de Rápida Intervención (Brica) de Cártama en Málaga. Los homólogos nacionales de estos brigadistas se encuentran en huelga indefinida desde finales de julio, en señal de protesta por las malas condiciones laborales y económicas. Los sindicatos advierten que la situación es muy parecida para los andaluces.

Fiscal destacó que esta siendo "un verano especialmente adverso en las condiciones climáticas, con altas temperaturas, humedad relativa muy baja y un viento importante de manera habitual". Según la Agencia Estatal de Meteorología el mes de julio de este año ha sido el más cálido desde que hay registros. Si bien es cierto que solo 4% de los incendios se producen por causas naturales -el 96% se deben a la mano del hombre-, las condiciones climáticas hostiles dificultan las labores de extinción. De hecho, el incendio de Quesada -producido por un rayo- se reactivó debido a las altas temperaturas.

Las hectáreas quemadas pertenecen en un 64% a matorral -7.746,40 hectáreas- y en un 36% a arbolado, 4.189,20 hectáreas, casi cuatro veces más que la superficie arbórea que se perdió el año pasado. En la masa forestal afectada este verano destacan zonas de alto valor ecológico como el centenario arcornocal de la Sierra de Lújar en Granada o el arbolado de Quesada, cuyo proceso de reforestación comenzará el próximo otoño.

Fiscal puso en valor la labor de los trabajadores del dispositivo Infoca. "La rápida intervención de los agentes cuando detectan el inicio de un fuego en el monte permite que el incendio no se desarrolle". Según el consejero "diariamente se producen entre cinco y siete fuegos diarios". Sin embargo, la mayoría no pasa de ser conato, es decir, no supera la hectárea. Fiscal destacó "el buen funcionamiento" del dispositivo, así como su "profesionalidad", lo que permite dar respuestas a situaciones de "extrema dureza". El consejero de Medio Ambiente consideró "impagable" la labor de los trabajadores del Infoca.

En lo que va de año la provincia más afectada es Jaén, con 74 incidencias. Sin embargo, es en Huelva donde se produjeron más incendios, un total de 27.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios