Sucesos

La pista que llevó a la Guardia Civil hasta los ladrones del cuartel de Láchar

  • Uno de los autores se quitó los guantes y se apoyó en una silla, lo que ayudó al grupo de inspección ocular de la Benemérita para comenzar la investigación

  • El Instituto Armado ha encontrado en "tiempo récord" tres de las cuatro armas robadas, que se encontraban enterradas en el Cerro Faquila de Pinos Puente para ser vendidas

Cuartel de la Guardia Civil de Láchar Cuartel de la Guardia Civil de Láchar

Cuartel de la Guardia Civil de Láchar

La Guardia Civil ha informado hoy sobre la investigación del robo de cuatro pistolas, munición, chalecos antibalas y material del Seprona que tuvo lugar hace dos semanas en el cuartel de Láchar

El teniente jefe de la policía judicial de la Guardia Civil de Granada, Francisco Javier Arteaga, ha señalado que ya se han recuperado "en tiempo récord" tres de las cuatro armas que se llevaron los ladrones.

Fue el domingo 24 de febrero cuando a media mañana se informó a la Comandancia de la Guardia Civil del asalto nocturno a las dependencias de la Benemérita en Láchar. Los ladrones lograron llevarse, entre otras cosas, una pistola de calibre 9 milímetros, un cetme y un fusil de calibre 7,62.

El Instituto Armado comenzó entonces la inspección ocular en los pabellones por los que dos personas habían entrado de madrugada mientras un tercero vigilaba fuera.

Aunque los autores utilizaron guantes, en un momento del robo se quitaron esta prenda de la mano -al llevar muchos utensilios- y se apoyaron en una silla por lo que los agentes del grupo de inspección encontraron un fragmento lofoscópico, una huella.

Los ladrones se llevaron cuatro armas de fuego, munición, chalecos antibalas y material del Seprona

Esta pista llevaría a una selección inicial de 50 candidatos. No obstante, tras el cotejo manual de la huella se encontraron 10 puntos característicos que apuntaban a uno de los candidatos.

Al comprobar que el sospechoso nunca había estado en el cuartel de Láchar, se puso en marcha un primer operativo en Pinos Puente para detener al primer autor identificado por su huella.

Una primera fase en la que se intervino el chaleco antibalas y munición que había sido robada en el asalto al cuartel de Láchar. 

A continuación, otro trabajo inspeccionado las huellas dio de nuevo resultado con la detención del segundo autor hasta que se pudo llegar al tercer autor, que hacía vigilancia externa. 

Las pesquisas llevaron a los agentes hasta tres de las armas, que se encontraban enterradas en el Cerro Faquila de Pinos Puente seguramente para venderlas. La investigación continúa abierta para dar con la cuarta pistola robada. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios