Política

Una concejal del PSOE en un pueblo de Granada se salta el confinamiento estando contagiada de Covid-19

  • El PP ha exigido al secretario general de los socialistas en Granada la dimisión de la portavoz de Güéjar Sierra por estos hechos

  • La edil del PSOE asegura que actuó ante una situación singular y por razones humanitarias para atender a su tío enfermo de 95 años

Vista de la localidad granadina de Güéjar Sierra.

Vista de la localidad granadina de Güéjar Sierra. / G. H.

El PP de Granada ha exigido este viernes al secretario general del PSOE, José Entrena, que "retire" de la "primera línea política" a quien "comete, a sabiendas, un presunto delito contra la salud pública", en referencia a la portavoz municipal y secretaria local socialista en Güéjar Sierra, Encarnación Álvarez, quien "se ha saltado de forma consciente el confinamiento". Sin embargo, la edil socialista ha asegurado que "actuó ante una situación singular y por razones humanitarias para atender a su tío enfermo de 95 años".

La polémica política está servida en la localidad granadina de Güéjar Sierra. La vicesecretaria de Territorial del PP de Granada, María Merinda Sádaba, ha exigido la inmediata dimisión de Encarnación Álvarez y ha dicho que ya debería haber renunciado a su acta "por ética y moralidad", ya que "resulta vergonzoso ver las imágenes y pruebas gráficas de una dirigente política aprovechar la noche para saltarse el confinamiento, sin que le pese en la conciencia que está contagiada por coronavirus y sus acciones imprudentes e incorrectas pueden afectar gravemente a otras personas, en este caso, dependientes".

La vicesecretaria popular ha resaltado que no es conocido "un caso de tal irresponsabilidad en toda España y ha tenido que ser en el seno del PSOE, lo que, como poco, debería sonrojar al secretario provincial de los socialistas granadinos".

Sin embargo, la socialista se ha defendido de estas acusaciones argumentando que la salida se produjo para atender las necesidades de un familiar, también positivo en coronavirus, de 95 años: "Ante esta situación singular y por razones humanitarias he tenido que mantener sus cuidados básicos, consistentes en llevarle la cena, adoptando todas las cautelas de protección sanitarias correspondientes. Se trata de una persona dependiente, enferma y positivo por Covid-19, a quien llevo cuidando desde hace un lustro y que, en la actualidad, se encuentra solo en su domicilio porque carece de ayuda o asistencia profesionalizada desde el mediodía, por lo que depende de mis cuidados a partir de las 13:30 horas y durante los fines de semana", ha explicado.

Sin embargo, estos argumentos no son aptos para el PP: "La dramática situación que estamos viviendo a causa de la pandemia no justifica un hecho tan reprobable por parte de una dirigente política y si José Entrena no fuerza su dimisión no solo será cómplice de esta irregularidad, sino que estará amparando un posible delito", ha apelado María Merinda Sádaba.

Así, los populares entienden que la "cuenta atrás" se ha puesto en marcha para José Entrena y la dimisión "obligada o voluntaria" de la portavoz local del PSOE en Güéjar Sierra "ya va tarde".

"La triste realidad que nos está dejando la pandemia hace que la sociedad no perdona y José Entrena debe asumir públicamente que una dirigente de su partido está señalada por un presunto delito contra la salud pública, y no lo dice el PP, sino las imágenes en las que se la ve pasear de noche por las calles de Güéjar Sierra, cuando debería estar confinada en su casa, como millones de españoles en estos momentos, para su propia seguridad y la de los que lo rodean", ha expuesto Sádaba.

Ha proseguido con que, "si esto no lo entiende la secretaria del PSOE en Güéjar Sierra", si espera esa "prudencia" en Entrena. "Por lo que las actuaciones y responsabilidades políticas respecto a la reprochable conducta de Encarnación Álvarez son urgentes y tajantes por parte del secretario provincial del PSOE, sino, insistimos, estará amparando el atentado contra la salud pública que puede haber cometido una de sus dirigentes socialistas en la provincia", ha concluido.

Por su parte, la edil socialista ha insistido en que "en ningún momento he puesto en riesgo a este familiar ya que ambos estábamos contagiados", ha resaltado para subrayar que su proceder ha sido por "una cuestión de solidaridad y humanidad con un familiar mayor que se encuentra desasistido durante gran parte del día, por otros motivos también familiares en este caso". Además, ha especificado que "he sentido la obligación de atenderlo con las máximas protecciones para no poner a nadie en peligro porque más allá de ser su cuidadora familiar en este momento soy su única tabla de salvación. No podía dejarlo abandonado".

"No he puesto en riesgo a terceras personas ni a ningún otro familiar porque en ningún momento he conculcado el confinamiento personal salvo para estos breves desplazamientos que hago en mi coche para no tener contacto alguno con ninguna otra persona en la vía pública", ha indicado.

En este contexto, Encarnación Álvarez ha trasladado públicamente sus disculpas "por si alguien considera que su actitud no está lo suficientemente justificada" y ha pedido a la portavoz del PP, Ana Vanesa García, "que por un momento se ponga en su lugar". "Ojalá yo no hubiera tenido que vivir esta situación, pero tampoco el Ayuntamiento ha reforzado el servicio de ayuda a domicilio durante las tardes, noches o fines de semana a pesar de conocer las circunstancias", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios