Sucesos

La lucha contra la marihuana se extiende por la provincia: 497 plantas incautadas en Cájar y Pinos Puente

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil en una plantación de marihuana. Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil en una plantación de marihuana.

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil en una plantación de marihuana. / G. H.

La Guardia Civil ha realizado dos nuevas operaciones contra el cultivo ilegal de cannabis sativa en las localidades de Cájar y Pinos Puente, en las que se ha incautado de 345 y 152 plantas respectivamente en avanzado estado de floración. En estos dos operativos la Guardia Civil ha investigado a tres personas de entre 25 y 32 años de edad, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por cultivo de droga y de un delito de defraudación de fluido eléctrico.

La primera operación tuvo lugar en Cájar después de que varios vecinos denunciaran en el puesto de la Guardia Civil de La Zubia que en un domicilio de esa localidad se pudiera estar cultivando marihuana de manera intensiva. Los agentes del Área de Investigación de La Zubia pusieron en marcha una investigación y averiguaron que lo denunciado era verídico.

Durante la fase de explotación los guardias civiles se entrevistaron con el propietario de la vivienda que estaba bajo sospecha, un joven de 25 años, y este accedió a que los agentes entraran y realizaran un registro. La Guardia Civil encontró dos habitaciones habilitadas y dedicadas en exclusiva al cultivo de cannabis sativa donde crecían 345 plantas.

Los agentes que estaban a cargo de la investigación también localizaron, con la ayuda de técnicos de Endesa, una conexión ilegal a la red eléctrica que estaba consumiendo 32 amperios, el equivalente a unas 10 viviendas unifamiliares.

Por otra parte, agentes de la Guardia Civil de Pinos Puente averiguaron que en un domicilio del anejo de Casanueva un vecino de esa localidad también cultivaba cannabis sativa. Pusieron en marcha una operación y descubrieron en su domicilio una plantación con 152 plantas de gran tamaño en avanzado estado de floración y un enganche ilegal a la red eléctrica.

Tal y como informó el Instituto Armado, en ambas operaciones se contó con la colaboración de técnicos de Endesa y en ambos casos estos fueron lo que detectaron y desmantelaron las acometidas ilegales a la red eléctrica.

La compañía eléctrica Endesa y la Guardia Civil colaboran de forma permanente en la detección de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios