Tribunales

Los testigos por el asesinato de un joven en Santa Fe sitúan al acusado en la zona "con una pistola"

El acusado de asesinar a un joven en Santa Fe, a su llegada a la primera vista judicial. El acusado de asesinar a un joven en Santa Fe, a su llegada a la primera vista judicial.

El acusado de asesinar a un joven en Santa Fe, a su llegada a la primera vista judicial. / Álex Cámara

Estaba en Santa Fe y sacó y detonó una pistola antes de que se produjera el asesinato. Pese a que no lo vieron disparar de forma directa a la víctima, esto es lo que aseguran algunos de los testigos que han declarado este martes en la segunda sesión del juicio contra el acusado de matar a un joven de 24 años en Santa Fe (Granada). Todo ello después de que durante la vista del lunes el acusado asegurara que no lo hizo y que lo acusaban "por miedo".

Rafael R.M., que es juzgado esta semana por un jurado popular en la Sección Primera de la Audiencia de Granada se enfrenta a una petición fiscal de 21 años y diez meses de cárcel por asesinato y tenencia ilícita de armas, delitos que también le atribuye la acusación particular, que le solicita 27 años, mientras que su defensa pide la libre absolución.

Según la abogada de la acusación particular, Concepción Aguayo, los principales testigos han declarado que, el pasado 7 de febrero de 2018, se encontraban en unos coches en un descampado y que Rafael empezó a proferir amenazas a la víctima diciéndole que se fuera de su barrio, que momentos después sacó un arma y la cargó.

Aunque algunos de los testigos que han comparecido han reconocido que no vieron cómo el acusado disparaba directamente a la víctima, han señalado que escucharon una primera detonación y posteriormente otra, ha sostenido a Efe la letrada, que cree que las posibles discrepancias respecto a sus declaraciones iniciales han quedado "suficientemente aclaradas".

Los letrados de la defensa, Pilar Calvo y Javier Muriel, han considerado por su parte que estos mismos testigos se habrían "contrariado" de forma significativa y con recorridos posteriores "muy distintos", además de que ninguno vio disparar directamente al acusado contra la víctima.

La defensa también ha tratado de poner de manifiesto ante el jurado, a raíz de los testimonios de la Policía Judicial, que en la recogida de ropaje del acusado no hubo suficientes medidas de seguridad, y ha interrogado a otros testigos que habían propuesto y que han mantenido que el acusado no tuvo intervención en los hechos.

Rafael R. M. negó este lunes haber asesinado de un disparo al joven de 24 años y aseguró ante el jurado que algunos testigos lo han acusado como el autor "por miedo a lo que les pueda pasar".

"Lo he negado siempre. Si no lo he hecho cómo voy a admitirlo", sentenció el acusado, que sostuvo que se encontró con el joven, que era amigo suyo y con el que había tenido buena relación hasta que este le robó unos 5.000 euros, en un entorno cercano a su vivienda en Santa Fe.

"Le dije me has robado, te he perdonado y vienes a vender droga a mi propio barrio", declaró Rafael, quien relató que, en un determinado momento, al parecer la víctima "se puso en actitud chulesca" e intentó sacar algo que parecía una pistola, por lo que el acusado decidió echar a correr hacia su casa.

De acuerdo a su declaración, posteriormente empezó a recibir llamadas amenazantes cuando se dirigía al gimnasio: "Me estaban acusando sin motivo. Era mi amigo", dijo el acusado, que insistió en que ni utiliza ni tiene pistola, ni llegó a escuchar directamente ningún disparo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios