Cultura

Sentimientos a flor de piel

  • Hoy se estrenan 'Corazón de abril', de Guillermo Cano, y 'Como son, son', de Son de la Frontera, aunque sus presentaciones se suspendieron por la muerte de Maya

Las presentaciones de los dos espectáculos que se estrenan hoy en la Bienal de Flamenco, Como son, son, de Son de la Frontera y Corazón de abril, de Guillermo Cano, se suspendieron ayer por el fallecimiento de Mario Maya. Tanto el director de la Bienal, Domingo González, como las bailaoras Isabel Bayón y Matilde Coral -que presentaban Tórtola Valencia, un espectáculo que se estrenará mañana- guardaron entre lágrimas un minuto de silencio. "El espectáculo se lo dedico a él porque se lo merece, es un artista irrepetible", indicó Isabel Bayón. También Matilde Coral quiso rendir un pequeño homenaje al bailaor: "Si éste es mi último baile, se lo dedico a él". Sin embargo, las representaciones no se suspenden, según el director, "porque, como Mario decía, el espectáculo debe continuar".

Aunque no ha tenido ocasión de presentarlo, Guillermo Cano ofrece esta noche su primer recital propio en la Bienal: un viaje a través de las estaciones y los sentimientos. El joven cantaor de Bollullos Par del Condado se desnuda a sí mismo en Corazón de abril, donde analiza los estados anímicos "la noche y el día, el insomnio, la alegría, la tristeza...", comenta.

En su espectáculo, que es, en realidad, un concierto, describe "cómo siente un corazón, cómo cambia la forma de sentir de abril a abril, de un año a otro". El repertorio se compone a partes iguales de canciones propias, compuestas para esta ocasión, con otras populares. Asegura que siempre tiene que haber piezas clásicas, que no puede existir un buen concierto sin ellas, pero que es en sus creaciones donde queda reflejado lo que él quiere hacer. Por eso se arranca con letras y músicas originales para soleá, granaína y alegría que constituirán el hilo conductor de su recital.

En el escenario le acompañará su guitarrista Rubén Lebaniegos, la percusión de Patricio Cámara y la colaboración del grupo sevillano Makarines para el coro y el compás. Faltará un contrabajo que completaba el conjunto en la idea original, pero que se desechó después. Como también "se desvanecieron" Piazzola, Vivaldi, Gardel, Carlos Cano y Mendelssohn. "Pensamos en ellos -comenta Cano- para marcar el paso por las estaciones. Sirvieron como inspiración para algunos temas, aunque luego no se les vea realmente en el resultado". Guillermo Cano se desprende de todo para reducir Corazón de abril a lo esencial, a lo puro, que no es, para el cantaor, el flamenco de los inicios sino el del sentimiento.

El argumento del concierto se desvela con las letras, compuestas "con mucho conocimiento" a lo largo de un año para trazar "un viaje emocional a través de lo que yo siento", explica el cantaor.

Guillermo Cano ha triunfado en festivales flamencos de todo el país, participado en un circuito organizado por la Federación de Peñas Flamencas de Sevilla y colaborado en espectáculos de ediciones anteriores de la Bienal. Su disco, Rincón del pensamiento, lo consagró como una de las grandes voces del flamenco actual y tuvo muy buena acogida entre el público y la crítica, aunque no registró ventas astronómicas, ni lo pretendía. "Yo no quiero hacer flamenquito de radio. Lo que yo quiero hacer es flamenco, quiero hacer cante", afirma.

Son de la Frontera, el mejor grupo europeo de 2008 según la BBC, estrena esta noche Como son, son, un espectáculo original de cante, baile y toque. Estos cinco seguidores de Diego del Gastor, que irán acompañados de David El Galli, combinarán en su repertorio canciones propias con otras populares aunque arregladas para adaptarlas a su estilo único e inconfundible.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios