Crítica de Cine

Cine negro precocinado y recalentado

Hace seis años el francés Frédéric Jardin estrenó el thriller ultraviolento Nuit blanche con mucho éxito en su país. La guionista y actriz Andrea Berloff, autora del guión de la sospechosamente parecida (y bastante mala) Blood Father que interpretó Mel Gibson, se sintió inspirada por la película francesa (hasta el punto de que podría pensarse que su guión para Gibson sea un "homenaje" -¿captan las comillas?-) y ha escrito un guión-remake a partir de ella. El resultado es catastrófico y la dirección videoclipera y videojueguera de Baran Bo Odar lo empeora al convertirlo en una ensalada caducada de tiros que mezcla los más efectistas y facilones recursos del peor cine de acción actual -planos brevísimos, cámara oscilante, música estruendosa, falsa dureza- para contar la historia de un policía metido en un lío de corrupción que ha de rescatar a su hijo secuestrado por una banda criminal. Jammie Fox y Michelle Monagham todavía deben estarse preguntando por qué aceptaron interpretarla… por bien que les pagaran.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios