CAFÉ & TAPAS

Cafetería Sensi, un lugar de raciones generosas de churros esponjosos

  • Ubicada en el antiguo Reventaero sirve desayunos y meriendas

  • Entre sus sugerencias destacan los churros y las súper tostadas

Ascensión Porras tras la barra de la cafetería. Ascensión Porras tras la barra de la cafetería.

Ascensión Porras tras la barra de la cafetería. / Carlos Gil (Granada)

Churros con chocolate es un dulce manjar con el que comenzar el día o coger fuerzas por la tarde. En Granada hay distintos lugares donde poder degustarlos, y recientemente –lleva abierto apenas cinco meses– si buscamos en Google hay una nueva sugerencia: Cafetería Sensi, ubicada en el antiguo Reventaero.

Al frente Ascensión Porras, una cordobesa que lleva más de 20 años en el mundo de la hostelería granadina y que ahora explota su faceta de churrera en el Camino de Ronda. Su receta –conseguida a fuerza de ensayo-error hace años– enamora a cualquiera. “Esponjosos, ligeros y no se repiten”, enumera y enfatiza “no se repiten”. ¿Quién se resiste a una propuesta de churros así? Pero añade con un trato familiar y cercano: “Nuestras raciones no son como en otros sitios: 1/4 son cuatro churros, a 0,60 céntimos; media son ocho churros, 1 euro y una entera son 14, a 1,50. Se podría decir que somos algo similar al antiguo Reventaero pero en desayunos y meriendas”, indica.

Además, en Cafetería Sensi hay súper tostadas “de pan de pueblo” –su nombre todo lo indica– y por las tardes gofres y crepes se suman a la opción de los churros, que también se hacen para llevar –el chocolate en cantimploras–, todo hecho sobre la marcha y de cara al público; porque si de algo presume Ascensión Porras es “de la limpieza e higiene del local y de la cocina” donde trabaja. Algo que considera muy importante en el sector de la hostelería.

En Cafetería Sensi también celebran cumpleaños y reuniones. “El local es grande y además tiene la opción de que los pequeños pueden jugar fuera sin peligro al ser una urbanización vallada”, indica la empresaria y añade a modo de información para su clientela que “si alguna vez se encuentran cerradas las entradas a la urbanización pueden acceder por el Hotel Ana María”.

Cafetería Sensi se convierte así en el lugar idóneo para los amantes del chocolate con churros y de quienes simplemente quieran tomar un café con algún dulce o tostada, donde además se sentirá como en casa por la calidez del trato al otro lado de la barra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios