Cómete Granada

La Senda, el sabor de la alta cocina francesa en Granada capital

La gastronomía gala se instala en Granada de manos de María José Moreno, una albaceteña con experiencia en los fogones franceses más prestigiosos de Toulouse. Ella y César Antequera llegaron a Granada hace menos de un año procedentes de la capital del sur de Francia. Lo suyo es una historia de amor, amor por la cocina, amor por Granada –donde viajaron en unas vacaciones y donde tuvieron claro que querían vivir– y poco a poco siguieron ese camino de baldosas amarillas que hoy lleva por nombre La Senda, su restaurante francés en el centro de Granada.

Se trata de un local pequeño –como los restaurantes franceses– donde María José Moreno crea auténticos manjares que tienen en el pato su máximo referente. “Aprendí la receta secreta del foie grass de uno de los locales más importantes de Toulouse, una receta que ha pasado de generación en generación, y que tiene unas características únicas”, relata la chef de cocina tradicional gala. En Francia este entremés se sirve con un vino blanco de Sauternes, en La Senda han buscado un caldo afrutado español como acompañamiento.

Además del foie grass mi cuit –del que María José hace referencia como su bebé– en la carta destaca como uno de los platos fuertes el magret con manzana y cebolla caramelizada, el pato a la naranja, carpacho de salmón, hojaldre de queso de cabra , crema de calabaza, sopa de cebolla, morcilla con manzana caramelizada o confit de pato.

La Senda ofrece una carta con recetas francesas donde la fruta es un ingrediente imprescindible en cada creación. Aunque también es posible probar un menú del día, algo más españolizado. Lo cierto es que hacerse un hueco en Granada es cuestión de tiempo y es por ello que en La Senda saben que llegaran lejos en parte porque sus clientes son de los que repiten. “Nuestro principal objetivo es llegar a la gente bien y dar a conocer nuestra cocina, una gran desconocida en esta tierra”, comenta Antequera. La atención al cliente es algo que cuidan mucho. Tanto César como María José son amables, amigables y cercanos con quienes entran en su restaurante de la calle Darrillo de la Magdalena.

María José Moreno es una cocinera con más de 30 años de experiencia y mucha creatividad en los fogones. Atrevida y arriesgada habla de su tiramisú de pera con orgullo y su gran lucha con el limón y merengue para conseguir un postre diez. La tarta tatín o el Banoffi son otros de los bocados más dulces de repostería casera, que también tienen ya sus adeptos en La Senda. Probarlos es posible gracias al café con tapa que ofrecen, una especie de café degustación en el que caben cinco variedades de postre.

Además tienen crepes, tostadas francesas con pan brioche y croissant francés para los desayunos.En La Senda la cocina siempre está abierta. Además, hasta el 8 de enero cuentan con tres menús para celebrar estas fechas: Gaspar, Melchor y Baltasar (vegano), que constan de un coctel, tres entrantes, un primer plato a elegir y un postre.

La Senda es un proyecto muy ambicioso que va más allá del restaurante y tiene entre sus objetivos montar “nuestra granja de patos”, relata César. “La altitud de Sierra Nevada nos proporciona la temperatura oportuna para criar patos”, apunta. De este modo, tener la materia prima en su propia granja y así poder crecer.

La gastronomía gala y el ambiente del sur francés se fusionan en este espacio que combina pastelería y restaurante sin salir de la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios