Cómics

Cómics y viodejuegos

  • 'Swordquest' recoge los tres números de la serie inacabada publicados entre 1982 y 1983 y una galería de ilustraciones de George Pérez

Una imagen de 'Swordquest'. Una imagen de 'Swordquest'.

Una imagen de 'Swordquest'.

Hace algunos años, con motivo del Anuario 1984, editado por Dolmen, escribí un ensayo sobre los tebeos promocionales de DC que se incluyeron a principios de los ochenta en distintos videojuegos de Atari. Con motivo de la publicación de Swordquest, me gustaría compartir con ustedes algunos párrafos de aquel texto: "1981. Las máquinas recreativas pueblan las calles, las consolas familiares se venden como churros, Atari disfruta de un esplendor financiero y decide explorar nuevas formas de promoción. Se hacen estudios de mercado y estos concluyen que los cómics son una valla publicitaria idónea, pues la audiencia de consumidores de videojuegos e historietas posee edades y gustos similares. Y es entonces cuando alguien cae en la cuenta: Warner no solo posee Atari, suya es también una editorial de tebeos llamada DC. (...)

Los contactos entre Atari y DC comenzaron en 1981, y el responsable por parte de la editorial fue el mítico Dick Giordano, que por entonces ostentaba el cargo de Editor de Proyectos Especiales. Tal como explica Gerry Conway en el número 2 del segundo volumen de Atari Force, Giordano telefoneó a Conway en mayo de aquel año para que este y Roy Thomas se reuniesen con él en los cuarteles generales de Atari, en Sunnyvale: 'Conocimos a gente interesante que nos enseñó rayos láser, ordenadores, un juego nuevo llamado Missile Command y otras cosas que nos dejaron atónitos, y después volvimos a casa. En el camino de regreso a San Francisco para tomar nuestro avión, Roy y yo le preguntamos a Dick (simultáneamente): ¿De qué va todo esto?'.

Siguieron más reuniones, y al final quedó claro que aquello iba de cómics. La idea era ofrecerlos dentro de las cajas de determinados videojuegos, a modo de regalo promocional. Para adecuarlos al embalaje, dichos in-packs tuvieron un formato pequeño, aproximadamente la mitad del de un cómic book, y gozaron de papel satinado y un sistema de coloreado puntero.

Atari Force fue [el título más célebre], pero hubo tres más: Centipede (un solo número en 1983, guion de Howard Post y Andrew Gutelle, dibujos de Howard Post y Robert Smith), Yar's Revenge (un número en 1982, guion de Hoper Shafer, ilustraciones de Frank Cirocco, Ray Garst e Hiro Kimura) y la serie inacabada Swordquest (tres números, de cuatro previstos, entre 1982 y 1983, guion de Roy Thomas y Gerry Conway, dibujos de George Pérez y Dick Giordano). Menos Atari Force, todos los anteriores llevan el nombre del videojuego en el que se incluyeron. Y entre ellos, resulta particularmente interesante Swordquest, una excelente serie limitada de fantasía embellecida por el trabajo gráfico del dúo Pérez-Giordano que formó parte de un complejo concurso con 150.000 dólares en premios reales. A la postre, concurso y serie quedaron inconclusos (...)".

El volumen que ahora edita Planeta recoge aquellos tres números de Swordquest, junto con el especial La venganza de los Yars y una galería de ilustraciones de Pérez. Una preciosidad que nos hace soñar con la recuperación de la mítica Atari Force.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios