Corpus

En el Corpus la noche del sábado empieza a las tres de la tarde

  • Los que no fueron ayer a la playa llegaron a primera hora a la feria dispuestos a "reventar del todo" hasta las 6 de la mañana

A la feria sabes cuando subes pero nunca cuándo vas a bajar. Algunos, de hecho, ni se acuerdan de la hora a la que subieron pero en general, la memoria resiste bien los envites del rebujito.

"Nosotros hemos subido a las 14.15 horas" nos decía a las diez de la noche Ismael de Armilla que se había venido de fiesta con todos los compañeros del gimnasio. "Todavía aguantamos y lo que nos queda. Tenemos barra libre en El Desván hasta las cinco y media de la mañana, así que imagínate lo que nos queda", nos decía el espontáneo portavoz del grupo de camisetas amarillas en representación de Alba, Jesús, Francis, Clara, Román, y el Limón, que en realidad se llama José. ¿De dónde viene ese alías? ¿Carácter ácido? "No. Es que de pequeño rompió un cristal del polideportivo con un limón. En realidad, no fue él. Fue Román el que tiró el limón pero el mote se lo quedó él", nos explicaba entre risas Ismael jaleado por sus amigos que tenían animación para rato. A otro grupo, distinguidos casi todos con sombreros de cowboy de colores, también se le intuía que llevaba todo el día de jarana a expensas del sol y las jarras. "Vendían uno a seis y le hemos sacado dos por cinco euros", comentaba una de las chicas a la que no le salían las cuentas. Se conoce que los de los sombreros también estaban de liquidación el sábado.

"Hemos llegado a las tres del mediodía y hoy hay que reventar. Es el último día de la feria y hay que aprovechar", nos decía Mavi que ya había subido miércoles, jueves y viernes. Uno de ellos, sin embargo, debutaba en el albero granadino: Paco de Burgos. "La feria es muy distinta allí", nos explicaba el castellano leonés, "lo que aquí llamáis columpios, allí es La Barraca pero no está todo tan junto. Hay conciertos por toda la ciudad pero no en un único sitio. Lo prefiero como aquí porque hay mucho más ambiente", nos explicaba Paco que tras su primera experiencia estaba "decidido a repetir".

"Pregúntanos a nosotros que somos una representación de todas las provincias de Andalucía", nos exclamó un chico como espontáneo portavoz de otro grupo de feriantes del sábado. "Somos de Córdoba, Málaga, Sevilla, Huelva... Uno de cada provincia. Haznos una entrevista", nos exhortó el desconocido que resultó llamarse Práxedes -"es con equis, es que un nombre griego" nos precisó- y era el representante cordobés de su grupo que como el Grupo Joly tenían casa en cada provincia andaluza. "Trabajamos en la enseñanza y nos conocemos de eso pero cada uno está en un sitio. Hemos decidido juntarnos y hemos dicho. ¿Dónde vamos? A la feria de Granada", comentaba muy animado Práxedes, al que tampoco se le había olvidado la hora de llegada de su grupo. "Estamos aquí desde las tres de la tarde y lo que nos queda", nos recordó.

"Lo que sí que me gustaría es animar a los granadinos a que suban más a la feria", preconizó repentinamente Práxedes de Córdoba. "He llamado a muchos de mis amigos de Granada para quedar con ellos aquí hoy y la mayoría han dicho que no. Que ellos no suben a la feria, que subían de pequeños".

Los capos de las casetas a un día vista de recoger los bártulos también hacían balance. "Sin duda, el mejor día ha sido el miércoles. Con diferencia", comentaba Jorge Baena, uno de los cuatro jefes de D´Cuadros. "El martes no suele ser un día bueno en el ferial y sin embargo, este año estuvo muy bien. El fin de semana suele ser muy bueno y ha sido normal. Creo que la gente se ha decidido por la playa para el viernes que el sábado", comentaba Diego Coca Pulido, jefe de relaciones públicas del D´Cuadros.

"Nuestro secreto ha sido empezar los primeros", revelaba Diego. "A la una del mediodía ya estaba todo listo y empezábamos a trabajar. A las tres, ya teníamos llena la caseta. Otros sitios hacían rebaja en una bebida pero nosotros teníamos tres tintos a tres euros. Si después les ofreces un buen plato de comida pues no cambian de caseta". El menú de hoy: saladillas de atún con tomate, jamón y para rematar, papas a lo pobre con chorizo y huevo . "La paella está muy vista", comenta Diego , "La hacen en todos sitios. El miércoles trajimos tortellini con queso rallado. A la gente le encantó". La originalidad siempre puntúa. "Hoy he comprado tres megáfonos a mis relaciones públicas y uno de ellos se ha puesto a regalar besos con los tickets y mírale la cara llena de carmín", nos comentaba Diego que añadió: "El del puesto de megáfonos, que valían ocho euros, me ha dado las gracias porque ha vendido muchos después". Los que recuerden este Corpus como la feria de la crisis que no se olviden que los besos seguían siendo gratis.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios