Sucesos

Golpe al narcotráfico marítimo: incautan 2.500 kilos de hachís tras una persecución de película en La Herradura

  • Se han decomisado de una narcolancha en la que viajaban tres personas

  • Una de ellas ha sido detenida y otras dos están en busca tras conseguir huir al llegar a tierra

Fardos de hachís y bidones de gasolina incautados durante la operación en La Herradura Fardos de hachís y bidones de gasolina incautados durante la operación en La Herradura

Fardos de hachís y bidones de gasolina incautados durante la operación en La Herradura / G. H.

00:10 horas del jueves 13 de diciembre. El Servicio Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) de la Guardia Civil detectó en su sistema una embarcación no identificada que viaja entre 4 y 5 nudos, a tres millas de la costa de Almuñécar. Ante ello, se embarcó una unidad para comprobar de qué se trataba. Aproximadamente una hora después, los agentes consiguieron aproximarse lo suficiente a esa embarcación como para comprobar de qué se trataba: era una narcolancha con tres personas a bordo que transportaba numerosos fardos de hachís y que emprendió una espectacular huida.

De este modo fue como se inició la operación policial que, pese a estar aún abierta, ha conseguido el decomiso de 2.560 kilogramos de fardos de hachís y la detención de una persona -un ciudadano de origen marroquí indocumentado, que dice tener 37 años- al que se acusa de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

Cuando la madrugada del jueves, los agentes consiguieron avistar la narcolancha, los tres traficantes "aceleraron los motores" de la embarcación y huyeron rápidamente hasta la costa. Sin embargo, en la huida uno de los ocupantes cayó al agua mientras que otro empezó a arrojar los fardos de droga por la borda.

Al llegar a la playa de Calaiza, en La Herradura, los dos narcotraficantes abandonaron la embarcación y desaparecieron rápidamente entre los matorrales. Ante ello, mientras la Guardia Civil desplegaba un dispositivo en tierra para localizar a los narcotraficantes huidos, los agentes del Servicio Marítimo comenzaron a buscar al que había caído al agua, tareas a las que se sumaron después efectivos de Salvamento Marítimo de Almería y agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Málaga.

A través de las cámaras del SIVE, los agentes pudieron observar cómo el náufrago había conseguido ganar la orilla poco después y huir por un terreno muy escarpado y de muy difícil acceso, por lo que desplegaron un amplio dispositivo terrestre por la zona, que posteriormente dio sus frutos: los agentes consiguieron localizar y detener a este naufrago, que apareció totalmente desnudo.

Asimismo, los agentes consiguieron recuperaron la embarcación para el transporte de la droga, una semirrígida de 11 metros de eslora con tres potentes motores fueraborda, y 83 fardos de hachís, incluidos los que en la huida los narcos habían arrojado al mar. Además cuatro teléfonos móviles, un radioteléfono, herramientas de navegación, dos pantallas MAP 78 y 276 y 325 litros de gasolina.

Tal y como indicaron desde la Guardia Civil, se mantiene activo el dispositivo de búsqueda de los otros dos ocupantes de la narcolancha que lograron huir tras llegar a tierra, por lo que no se descartan más detenciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios