Costa Tropical

Los vigilantes de la playa aperciben en la Costa de Granada a más de 1.200 personas por no respetar la distancia de seguridad

  • Han llamado la atención a 525 bañistas por intentar meterse en el mar con un colchón hinchable

Los vigilantes de la playa aperciben en la Costa de Granada a 1.525 personas por no respetar la distancia de seguridad Los vigilantes de la playa aperciben en la Costa de Granada a 1.525 personas por no respetar la distancia de seguridad

Los vigilantes de la playa aperciben en la Costa de Granada a 1.525 personas por no respetar la distancia de seguridad / Jesús Jiménez / Photographerssports

Los vigilantes de la playa de la Junta no han llegado a la Costa de Granada para broncearse. Sólo en los últimos cinco días de junio, las 278 personas que vigilan que se cumplan las normas de seguridad y de distanciamiento social han atendido un total de 8.332 incidencias. Y de ellas, la más numerosa es dar respuesta a las preguntas de los ciudadanos, con un total de 4.796 respuestas, lo que viene de paso a confirmar que, pese al caudal de información existente, sigue siendo difícil 'digerir' todas las nuevas normas que rigen la nueva normalidad.

En segundo lugar están las llamadas de atención por no respetar las distancias de seguridad, con 1.251 llamadas de atención, quizás el punto más negro del informe de la Junta de Andalucía sobre la actividad de los vigilantes de la playa. El pasado viernes 26 de junio se registraron 186 incidencias por no respetar esta norma, 146 el 27 de junio, un pico de 462 el domingo 28 y 130 y 128 el lunes y martes de esta semana. La primera conclusión es que la aglomeración del domingo ha supuesto casi tres veces más incumplimientos que en un día de semana normal.

Vigilantes en la Costa de Granada. Vigilantes en la Costa de Granada.

Vigilantes en la Costa de Granada. / Jesús Jiménez / Photographerssports

Otro dato a vigilar con los ocho brotes activos en la provincia, uno de ellos en Motril, es que los trabajadores de la Junta tuvieron que disolver en estos cinco días hasta 40 aglomeraciones de personas en las playas, 11 de ellas el pasado 27 de junio, sábado, lo que une a las 101 alertas en el epígrafe de seguridad.

También hay una estricta normativa en cuanto a qué se puede hacer y qué no en las playas, algo que parece que aún muchos deben revisar ya que en los cinco días analizados han tenido que apercibir a 945 personas por practicar juegos o deportes prohibidos en las playas que en la situación actual están prohibidos, como la tradicional partida de palas a la orilla del mar.

También está prohibido el uso de colchones y flotadores que no sean los de los niños que los necesiten para nadar. Y sólo en este apartado los vigilantes de la playa han tenido que actuar en 525 ocasiones, con un pico el pasado domingo cuando los bañistas desinformados llegaron a los 171.

Más sorprendente aún es el número de personas que acudieron a la playa con una mascota, lo que está prohibido aunque no se esté en la nueva normalidad a no ser que sean playa que permiten expresamente la presencia de perros. Hasta en 653 ocasiones tuvieron que apercibir a dueños de perros que intentaron adentrarse en la arena acompañados de su perro.

Y aunque no es función primera, ayudaron en 23 ocasiones en las que hubo personas que necesitaron auxilio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios