El tesoro sefardí

Me fascina la Paleografía. Un paleografo es como un arqueólogo del idioma. Leer, interpretar y traducir a un idioma actual un texto de hace mil años debe ser una aventura de lo más emocionante.