Premios Laureus 2021 Rafael Nadal, tercera corona en Sevilla

  • El español levanta su segundo Laureus al Mejor Deportista del Año por delante de LeBron, Hamilton, Lewandowski, Duplantis y Cheptegei

  • La tenista Naomi Osaka, el Bayern Múnich y el 'quarterback' Mahomes, distinguidos

Rafael Nadal, en una imagen virtual en la Catedral de Sevilla.

Rafael Nadal, en una imagen virtual en la Catedral de Sevilla. / M. G.

Rafael Nadal prolonga su particular romance con Sevilla, la ciudad en la que conquistó dos Copas Davis (2004 ante Estados Unidos, 2011 ante Argentina), al ganar el Laureus al Mejor Deportista del Año (ya lo hizo en 2011), según la votación de 71 destacadas figuras del deporte. El tenista manacorí, que se encuentra actualmente en el torneo de Madrid, donde acaba de acceder a los cuartos de final, se impuso en la votación a cinco durísimos aspirantes, como eran el baloncestista estadounidense LeBron James, el piloto de Fórmula 1 británico Lewis Hamilton, el futbolista polaco Robert Lewandowski, el saltador de pértiga sueco Armand Duplantis y el corredor de fondo ugandés Joshua Cheptegei, ambos plusmarquistas mundiales.

El decimotercer Roland Garros que Nadal conquistó bajo la fría París en octubre, una gesta que parece sobrehumana, ha pesado más que las conquistas, también superlativas, de cinco absolutos referentes del deporte mundial. Rafa Nadal y Sevilla.

Rafael Nadal, premiado en los Laureus 2021.

La capital andaluza, símbolo de universalidad a lo largo de la historia, ha oficiado de anfitriona para la ceremonia de entrega de los Premios Laureus 2021. La simbiosis ha sido perfecta. Los considerados Oscar del deporte vieron la luz en el año 2000 con esa declarada vocación universal: el deporte es un soporte vital para transmitir a la sociedad los más nobles valores a través de sus más admirados intérpretes.

Ellos, los deportistas, son admiradas estrellas como los grandes actores y actrices de Hollywood. Con algunos de ellos ha compartido cartel la sevillana Paz Vega, que presentó y condujo la ceremonia virtual en un vídeo grabado en rincones bellísimos de su ciudad: el río con la Torre del Oro al fondo, la plaza del Triunfo, los Reales Alcázares.

La ausencia del directo llevó a una apuesta audiovisual donde el mejor deporte explotó en un potentísimo montaje. Mientras, se desgranaban los ganadores. El primer galardón fue a parar a la tenista japonesa Naomi Osaka, quien conquistó su segundo US Open en 2020, el tercer Grand Slam de su carrera, a la edad de 22 años. La nipona ya ganó su primer Laureus a la Revelación en 2019. Lo anunció la esquiadora estadounidense Lindsey Vonn, que acaba de ingresar en la Laureus Academy y, por tanto, votó, junto a otros 70 reconocidas figuras del deporte, para elegir a los ganadores.

Michael Johnson, el atleta que más ha promocionado el nombre de Sevilla en el mundo por su inolvidable récord del mundo en los 400 metros durante el Mundial de 1999, anunció al ganador del Laureus Revelación del año. Fue un compatriota suyo que no le va a la zaga cuando echa a correr, el quarterback de los Kansas City Chiefs Patrick Mahomes, el relevo natural de Tom Brady en el santoral de los amantes del fútbol americano. A sus 24 años, lanzó tres touchdowns en menos de cinco minutos en la Superbowl que su equipo le ganó a los San Francisco 49rs.

El boxeador ucraniano Vladimir Klitschko dio a conocer el ganador del Laureus al Equipo del año, que recayó en el Bayern Múnich. “En 121 años de historia, nunca ganamos tantos títulos como en este 2020”, resalta el presidente del gran club bávaro, Karl-Heinz Rummennigge. Y es que fueron hasta seis, incluida su sexta Liga de Campeones. Un año de perfección alemana.

Siempre que un gran deportista reaparece en la alta competición tras un periodo de ausencia lanza un ejemplar mensaje. Más en este periodo de dura lucha. El Laureus a la Reaparición del Año fue a parar al canadiense Max Parrot, referente del snowboard. El 17 de enero de 2019, anunció que le habían diagnosticado linfoma de Hodgkin y había comenzado un periodo de quimioterapia de seis meses. En agosto, dos meses después de su última ronda de tratamiento, ganó el Big Air de los X-Games en Oslo.

El Laureus Advocate, destinado al deportista con un especial compromiso social recayó en Lewis Hamilton. “Mientras rompía récords en la pista camino a su séptimo título, Lewis ha inspirado fuera de ella, utilizando su plataforma para concienciar sobre las injusticias en todo el mundo”, resalta la organización. Y el Laureus Sporting Inspiration, para el futbolista egipcio Salah. Donó dinero en su ciudad natal, Nagrig, para construir una escuela, un hospital y comprar una ambulancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios