Tottenham-Ajax | Crónica El Ajax, superior, se apunta el primer asalto (0-1)

  • Un tanto de Van de Beek en la primera mitad pone en ventaja a los holandeses para alcanzar la final de la 'Champions' en el Wanda Metropolitano.

Van de Beek dispara para marcar el único gol de la primera semifinal. Van de Beek dispara para marcar el único gol de la primera semifinal.

Van de Beek dispara para marcar el único gol de la primera semifinal. / will oliver / efe

Un Ajax atrevido, posesivo con la pelota y contundente con las pocas oportunidades de que dispuso superó al Tottenham, lo desesperó y lo dejó atrás en la lucha por estar en la final de la Liga de Campeones.

La mínima ventaja con la que encarará el choque en casa se creó gracias a un tanto de Donny van de Beek, una primera parte en la que llevó todo el peso con la pelota y unos segundos 45 minutos de aguante inéditos en el cuadro de Erik ten Hag.

A la impresionante puesta en escena del nuevo campo del Tottenham Hotspur, cubierto por miles de banderines que formaron un precioso mosaico en las gradas, le siguió un despliegue técnico brutal de los Ajacied.

Minutos y minutos de toque y posesión ante la sorpresa del Tottenham, que no salía de su asombro al ver el descaro del Ajax en casa ajena.

Sin complejos y superado ya el cartel de cenicienta, el Ajax se engrandeció ante el pobre centro del campo del Tottenham. Wanyama y Eriksen no tenían la capacidad, por inferioridad numérica, para disputarle el balón a De Jong, Schöne y Van de Beek.

Lucía el sol en el atardecer londinense, pero al Tottenham le caía un chaparrón y el que más se mojó fue Danny Rose.

Ziyech filtró un pase desde la frontal y el lateral inglés no se anticipó a Van de Beek. El holandés controló el balón, al borde del fuera de juego, y le tiró dos amagos a Lloris, suficientes para lanzarle al suelo y definir a placer. El 0-1 no tiró atrás al Ajax, que lo siguió intentando, mientras que el Tottenham encontró su única vía en un Fernando Llorente encargado de filtrar el juego del equipo bajando balones de espaldas y rematando. En una falta lateral, un remate suyo llevó el máximo peligro del equipo hasta que una acción fortuita cambió el dibujo de Pochettino.

En otra falta lateral, Alderweireld y Vertonghen chocaron, llevándose la peor parte este último, quien tras cinco minutos de parón se tuvo que retirar mareado. Moussa Sissoko ingresó y varió el esquema. El Tottenham lo agradeció y la superioridad holandesa se desinfló. Pero Neres tuvo la oportunidad de sentenciar y estrelló el balón en el poste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios