Deportes

El Barça cumple el trámite

  • El recuperado Eto'o se reconcilia con la grada del Camp Nou y realiza un doblete para abrir y cerrar la victoria · Xavi anota y Henry se reivindica con un buen gol

El Barcelona dejó prácticamente sentenciada su clasificación para la Liga de Campeones al vencer por 4-0 al débil Wisla de Cracovia en la ida de la eliminatoria previa, que tuvo a Eto'o como gran estrella.

El conjunto azulgrana ni siquiera necesitó ofrecer su mejor nivel para apabullar a un rival muy tímido y goleó en una cita que quedará para el recuerdo por la reconciliación de Eto'o con su hinchada. El africano marcó dos goles y recibió la aclamación popular.

Josep Guardiola, el nuevo técnico del Barcelona, se presentó ante su afición y fue fiel a lo que se espera de él, mostrando una alineación valiente. Jugó con tres delanteros, incluyendo al joven canterano Pedro, y dejó en el banquillo a Hleb. Además, su equipo salió a por todas desde el comienzo.

A los 13 minutos llegó la primera gran ocasión del conjunto local, con un bonito remate de cabeza de Henry, al que respondió Pawelek con una buena intervención. El Barcelona era dueño del balón y el gol era cuestión de tiempo.

Y éste llegó a los 17 minutos. Márquez controló un balón con autoridad y envió un precioso pase hacia el desmarque de Eto'o, que rompió la línea del fuera de juego visitante para superar a Pawelek con un preciso disparo cruzado. El Barcelona vivió buenos minutos de fútbol y marcó el segundo gol a los 25 minutos. Xavi bajó un balón en la frontal y conectó un potentísimo disparo que entró como un obús junto al palo derecho de Pawelek, quien no pudo hacer nada.

La jugada del partido llegó a los 51 minutos, coincidiendo con el tercer gol del Barcelona. Iniesta llevó el balón hacia Eto'o y éste cedió para Henry. El francés se deshizo de un defensa y levantó el balón por encima de Pawelek para marcar un gran tanto. Fue la reivindicación de un futbolista que sigue buscando encontrarse a sí mismo.

A partir de ahí, el partido bajó muchísimo de nivel. Por supuesto, al Barcelona todavía le alcanzó para generar unas cuantas ocasiones más de gol. El público se aburrió en general y se puso a hacer la ola en la grada. Pero apareció Eto'o a siete minutos del final para despertar a la grada. Iniesta dibujó un pase precioso y el camerunés superó a Pawelek con un disparo rapidísimo. La hinchada se rompió las manos a aplaudir al mismo jugador al que abucheó la pasada temporada.

El Barcelona cumplió con su objetivo con una sencilla goleada ante un rival muy pobre. Al equipo azulgrana ya sólo le falta superar el partido de vuelta, que se presenta casi como un trámite. Y, mientras, Eto'o renace para el Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios