COVIRÁN GRANADA

Lo que bien comienza...

  • El triunfo ante el Ourense es el primer paso de muchos que hay que dar

Los jugadores del Covirán celebraron el triunfo ante el Ourense. Los jugadores del Covirán celebraron el triunfo ante el Ourense.

Los jugadores del Covirán celebraron el triunfo ante el Ourense. / alba puga

Buena forma de entrar en la LEB Oro fue la que ofreció el Covirán Granada a sus seguidores el pasado domingo. El primer partido en una nueva categoría, sobre todo si es superior, no es nada fácil. En las vísperas, mucha incertidumbre, la propia de cualquier estreno porque se iba a poner sobre el tapete lo que se había hecho en pretemporada, tanto en la cancha como en los despachos. En frente, un rival de postín en la categoría de plata, vamos una buena piedra de toque para los de Pablo Pin.

el partido

El baloncesto es un deporte capaz de ofrecer mucha emoción. Durante lo que dura el juego puede haber muchos vaivenes en los guarismos y lo normal es que hasta el bocinazo final no hay que dar nada por hecho. Vamos, que hasta el rabo todo es toro. Pues así fue el choque ante el Ourense. Una buena carta de presentación en la vuelta al baloncesto de más nivel en el que el Covirán supo disimular sus carencias con no pocas virtudes para lograr esa primera victoria que cuando no llega produce una sobredosis de nervios. Cuanto antes, mejor. Por lo demás, destacar la buena actuación de tres jugadores que tiraron del carro en el juego de ataque sin que, eso sí, ninguno de ellos se convirtiera en esa referencia clara a la que se busca cuando pintan bastos. El futuro dirá quién es el que da el paso. De momento, el otro día se echó en falta un ataque más equilibrado ante la poca eficacia del tiro exterior. Pero tiempo hay por delante para pulir muchas cosas.

el palacio

Hubo buen ambiente, aunque casi la mitad de las gradas estuvieron despobladas. Eso de que Granada quiere baloncesto está en manos de los granadinos, evidentemente. A pesar de todo, los que estuvieron el domingo en el Palacio de Deportes generaron un excepcional ambiente de baloncesto y, además, disfrutaron de lo lindo con el triunfo de su equipo, al que supieron llevar en volandas en no pocos momentos delicados. Pablo Pin dijo a la conclusión que esto es cosa de todos y así debe ser. Lo importante ahora es que la primera victoria dorada ya está en la buchaca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios