francia

El desparpajo que hace soñar a Francia

  • Mbappe, el goleador más precoz en un Mundial, es ya la mayor promesa de la selección 'bleu' desde Zidane

Mbappe, tras marcar ante Perú. Mbappe, tras marcar ante Perú.

Mbappe, tras marcar ante Perú. / Lavandeira jr / efe

Kylian Mbappe se encontró con una agradable sorpresa cuando llegó, ya entrada la madrugada, a la concentración de la selección francesa en Istra: los empleados del hotel lo recibieron con aplausos y de fondo sonaba La Marsellesa.

Mbappe no sólo estaba orgulloso de marcar el tanto de la victoria (1-0) ante Perú, que selló la clasificación de Francia para octavos de final, sino también de ser, con 19 años y 183 días, el goleador más joven de Les Bleus en un Mundial. "Es un sueño hecho realidad", afirmó.

19Años y 183 días. El jugador del PSG es el goleador más joven de Francia en un Mundial¿Es realmente un joven de 19 años? Es ejemplar su comportamiento, la amabilidad, el respeto..."

Ese gol, a la postre definitivo ante un rocoso equipo peruano, es quizá el comienzo de algo más grande. Mbappe es la más grande promesa del fútbol francés, tal vez desde el propio Zinadine Zidane.

"Sabores de verano", tituló el diario deportivo L'Equipe con una foto de Mbappe y Antoine Griezmann, uno de sus socios en el ataque del equipo de Didier Deschamps.

Deschamps estaba igualmente contento por la actuación de la joven joya francesa, porque "había trabajado mucho", explicó. Mbappe no sólo marcó, sino que también "luchó como un perro por el balón", declaró por su parte el volante Blaise Matuidi.

"No quiero ser el máximo anotador o algo por el estilo. Si sólo buscas objetivos individuales, no vas a ganar. Es como en la Liga de Campeones, sólo el colectivo cuenta. Queremos ganar aquí", expresó el delantero al periódico francés.

A Mbappe, declaradas sus intenciones, no le importa la juventud del equipo francés. "O podemos o no podemos. Si no podemos, entonces nos tenemos que quedar en Francia. Obvio que somos jóvenes, pero jugamos en Barcelona, Madrid, París, la Juve o el Manchester", subrayó.

El atacante, que llegó la temporada pasada al PSG procedente del Mónaco a cambio de 180 millones de euros, luce maduro, con los pies en la tierra pese a su momento. "¿Es realmente un joven de 19 ése al que le hacen las preguntas?", interpeló Noël Le Graët, presidente de la Federación francesa, a varios periodistas.

"El comportamiento es ejemplar, la amabilidad, el respeto...", elogió Le Graët. Mbappe, mientras tanto, insiste en la importancia del ejemplo de la selección francesa, "porque los niños en la calle lo reproducen".

Las palabras tienen peso en un equipo que protagonizó un escándalo en Sudáfrica 2010. Aquello ya parece muy atrás. Guy Stephan, asistente técnico de Deschamps, se suma a los elogios: "He visto muchos jugadores y me impresionaron Thierry Henry y David Trezeguet. Pero no he visto muchos ejemplos de alguien tan maduro a su edad".

¿Hasta dónde llegará Mbappe en Rusia? ¿Podrá asumir el legado de Zidane? Por lo pronto, ya tiene el número 10 en la camiseta. "Estaba libre, lo quería. Y veo esto con los ojos del niño que amaba ese número", expresó el delantero.

"Para Francia es algo histórico, pero para mí no cambia nada", explicó el delantero de Paris Saint-Germain, que tiene vagos recuerdos de Zidane sobre un campo de fútbol. Es normal: cuando Francia ganaba el título de 1998, Mbappe aún no había nacido. Dos décadas después, sin embargo, su desparpajo es fundamental en el sueño francés de volver a la cima del fútbol mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios