Covirán Granada

Quieren pegarse a los grandes

  • La entidad nazarí se sitúa en el segundo escalón presupuestario de la próxima LEB Oro

  • El club rojinegro ha conseguido mantener la base de la plantilla y fichar dos jugadores

El Covirán quiere dar un salto aún mayor esta campaña

Entrado el mes de agosto la competición empieza a divisarse cada vez más cerca. Los equipos de LEB Oro tienen ya confeccionadas, o casi listas, sus plantillas para la temporada 2019-20. La planificación es un factor para competir lo mejor posible, pero el presupuesto es la baza principal a la hora de poder dar un salto de calidad o no. El Covirán Granada ha decidido dar un paso más adelante y ha conseguido un pequeño plus que le sitúa en un buen escalón económico dentro de la categoría de plata del baloncesto nacional.

El incremento presupuestario del 15% eleva los fondos de la entidad hasta los 780.000 euros. Esta cantidad no está cerca, evidentemente, de los gigantes de la categoría. Guipúzcoa, Breogán y Mallorca son los tres clubes con mayor capacidad económica de la LEB Oro. El conjunto vasco y el gallego tendrán esta campaña un presupuesto que oscila el millón de euros.

La gran apuesta llega desde las Islas Baleares. El Mallorca, rival del Covirán la pasada temporada en play off, está decidido a pelear este año de nuevo por el ascenso con más fuerza que nunca. Para su objetivo, el club mallorquín cuenta con un presupuesto que supera levemente el millón de euros.

En el segundo escalón

El conjunto rojinegro se encuentra en el segundo escalafón de la categoría junto a clubes como Oviedo, Palencia o Melilla. El caso del Melilla es el más llamativo, pues ha reducido considerablemente su presupuesto tras contar con casi 1,5 millones de euros el pasado año. Asturianos y palentinos intentarán volver a dar guerra por entrar en los play off, aunque su objetivo inicial dista de ascender a la ACB.

Cuanto menor es el presupuesto, más aconsejable es realizar las mínimas alteraciones posibles para mantener la base de un equipo. El Covirán ha conseguido renovar a diez de los jugadores que lograron la gesta de llegar a los play off siendo un equipo recién ascendido de LEB Plata. La única baja es la de Devin Wright, que se ha marchado al Oviedo.

Dos fichajes

El salto presupuestario ha permitido a la entidad encontrar a un sustituto para Wright en Earl Watson, además de acometer una gran operación con el fichaje de Diego Kapelan, jugador de contrastado rendimiento en la categoría.

Los presupuestos más modestos de la liga están en torno a los 300.000 euros. Clubes como Real Canoe, Cáceres o Almansa tratarán de mantener la categoría pese al poco margen de maniobra con el que cuentan. El Real Canoe ha sufrido especialmente en esta ventana de mercado estival, pues su estrella de la pasada temporada, Tyson Pérez, se ha marchado al MoraBanc Andorra para jugar en la Liga Endesa. El club que en principio partirá con menor presupuesto en LEB Oro será el Marín Peixegalego, que cuenta con unos 250.000 euros para sufragar todos sus gastos durante la campaña.

Un atractivo de la LEB Oro y de cualquier categoría de plata es que la igualdad suele ser la tónica dominante. Que el Covirán Granada haya aumentado un 15% su presupuesto no es sinónimo de éxito, pues ya se vio el pasado año que los partidos en la categoría son sufridos. Las diferencias existentes son nimias y eso está presente en todos los clubes de la competición, incluidos los recién llegados de la Liga Endesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios