Covirán Granada | A aro pasado Al Covirán Granada se le encasquilla la metralleta

  • Los de Pablo Pin se empeñaron en Lérida en resolver, sin acierto, a base de triples

El Covirán no estuvo fino en Lérida. El Covirán no estuvo fino en Lérida.

El Covirán no estuvo fino en Lérida. / FCBG (Lérida)

Ha sido nombrar la bicha y... Hace pocos días se presumía del gran acierto que el Covirán Granada había mostrado en sus dos primeros compromisos de esta extraña temporada 2020/21. Pero llegó el tercero y el punto de mira se torció.

Con toda prudencia ya había dicho el entrenador del conjunto nazarí, Pablo Pin, que no todos los días iban a ser domingo. Y en domingo, lo que son las cosas, y en Lérida el balón no pasó por el aro todo lo que se hubiera querido.

Sin ton ni son

Y miren ustedes que se intentó. Más de la cuenta porque se insistió a pesar de que se veía que ante el Lleida el porcentaje de acierto no se acercaba, ni por asomo, a los ofrecidos frente al Huesca y el Almansa. Si en estos partidos se estuvo en torno al 50 por ciento, en la ciudad catalana se quedó en el 27 por ciento. Llamó la atención que los nazaríes lanzaron más triples que tiros de dos: 33 frente a 27.

La lógica del baloncesto no va por ahí. Más aún cuando el Covirán presentó unas cifras e los tiros de dos para quitarse el sombrero, pues el porcentaje se acercó al 75 por ciento. En un partido que se perdió por escasos cuatro puntos quedará en el aire la casi certidumbre de que si se hubiera optado por buscar tiros más cercanos al aro otro gallo hubiera cantado en tierras catalanas.

Una pena que el equipo de Pablo Pin no haya encadenado su tercer triunfo consecutivo en una temporada en la que por su formato no admite demasiados errores en la primera fase de la competición liguera si lo que se pretende es meterse, en la segunda fase, en el grupo de privilegiados que lucharán por el único ascenso que este año está en juego.

Vuelta a casa

Uno de dos. Éste ha sido el balance de las dos salidas consecutivas del Covirán. El sábado toca de nuevo el Palacio de Deportes, aunque tal como está el panorama del coronavirus se tendrá que volver a la puerta cerrada, por lo las gradas estarán vacías del todo. Los de Pin recibirán al Real Murcia, un equipo al que se han enfrentado en pretemporada. Eso sí, en casa no se puede fallar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios