Almansa-Covirán Granada | LEB Oro El Covirán Granada quiere volver a ganar lejos del Palacio

  • El equipo de Pablo Pin, que hace más de un mes que no suma un triunfo como visitante, visita la cancha del recién ascendido Almansa

  • El preparador granadino cuenta con todos sus efectivos

Manu Rodríguez, en el partido ante el Lleida Manu Rodríguez, en el partido ante el Lleida

Manu Rodríguez, en el partido ante el Lleida / Carlos Gil (Granada)

Hace más de un mes que el Covirán Granada no gana lejos del Palacio de Deportes. Concretamente, desde el 18 de octubre, día en el que el equipo que dirige Pablo Pin derrotó al Real Canoe en Madrid (81-92). Hoy, el cuadro nazarí tiene una buena ocasión para volver a saborear el triunfo como visitante, que sería el segundo, pues visita al CB Almansa, un recién ascendido que va a luchar durante toda la temporada por la permanencia.

El Covirán, favorito en Almansa El Covirán, favorito en Almansa

El Covirán, favorito en Almansa

Sobre el papel, el Covirán es claro favorito para sumar el que sería su quinto triunfo e igualar así su balance de victorias/derrotas.

Los manchegos fueron capaces de derrotar hace dos semanas al líder Valladolid

Aquí está el primer ‘enemigo’ a batir: el exceso de confianza. De ello quieren huir tanto Pin como los jugadores, que durante la semana han trabajado conscientes de que la hipotética superioridad hay que demostrarla en la pista y de que en la LEB Oro no hay enemigo pequeño por mucho que la clasificación invite a aparentarlo.

El ejemplo más claro lo protagonizó precisamente el rival de este sábado del conjunto rojinegro. Hace dos semanas, el Almansa, que por entonces sólo llevaba una victoria, derrotó en su pista a un líder Valladolid que iba como un tiro (67-64). Por lo tanto, el aviso a navegantes ha sido radiado convenientemente.

Sergio Olmos, totalmente recuperado Sergio Olmos, totalmente recuperado

Sergio Olmos, totalmente recuperado / Carlos Gil (Granada)

Una pista pequeña

Un detalle 'extradeportivo' al que el conjunto granadino prestará mucha atención es la cancha del Almansa, un a pista pequeña en la que un público entregado que presiona de lo lindo y es capaz de llevar a los suyos en volandas y hacer pasar las de Caín al rival invitado. El Covirán ya demostró en el Pez Volador del Canoe que sus jugadores tienen sobrada experiencia para afrontar este tipo de partidos.

El Covirán viaja a tierras de Don Quijote con ánimos renovados tras el triunfo logrado la pasada jornada en el Palacio frente al Lleida (86-47), con el que dio un contundente ‘portazo’ a su mala racha de cuatro derrotas consecutivas.

La otra buena noticia es que el preparador granadino tiene a todos sus jugadores disponibles y en buenas condiciones. Sergio Olmos, ya recuperado de la lesión muscular que le apartó de la competición varios encuentros y Joan Pardina, que dio un pequeño susto en el partido ante los ilerdenses, han entrado al mismo ritmo que sus compañeros durante toda la semana. Hacía tiempo que Pin no tenía semanas 'normales'.

Dado en entorno ambiental y las necesidades del anfitrión, la concentración y la solidez serán fundamentales en las filas rojiblancas. Además, según avisa Pin, los granadinos deberán estar muy atentos a las órdenes del técnico local, Rubén Perelló, capaz de situar en pista a cinco exteriores.

El rival

Enfrente, el Covirán tendrá a un equipo que sólo ha ganado dos partidos, ambos como locales y con marcadores apretados, incluido el sonado triunfo ante el Valladolid. También ha sufrido varias derrotas con marcadores comprimidos, lo que indica que es un conjunto con capacidad de luchar durante los 40 minutos.

Perelló ha conformado una plantilla solvente en la que el portugués Miguel Cardoso es su director de juego. El escolta de referencia es el experimentado Rafa Huertas, que el curso pasado consiguió el ascenso a la ACB con el Bilbao. En el puesto de alero el titular es Jonathan Gilling, que jugó la Final Four con Melilla. En el interior comparten protagonismo Graham, Cvetinovic y Rowle, aunque el primero también actúa de ‘3’. El serbio es el referente anotador.

Por lo tanto, un partido más complicado de lo que parece pero que el Covirán no puede dejarse sorprender si quiere demostrar que el triunfo ante el Lleida fue algo pasajero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios