Deportes El Covirán se reencuentra con la victoria

  • Los de Pablo Pin aprietan en la recta final del partido para superar al Prat, que se convierte en el esperado bálsamo tras tres derrotas consecutivas

David Iriarte se prepara para lanzar a canasta David Iriarte se prepara para lanzar a canasta

David Iriarte se prepara para lanzar a canasta / Photographerssport (Barcelona)

El Covirán Granada dio un paso importante en su lucha por meterse en las eliminatorias de ascenso al imponerse en un duro partido al CB Prat (61-76) para poner fin a una racha de tres derrotas consecutivas.

El conjunto potablava, que pelea por la permanencia, plantó cara durante todo el partido a los granadinos, que sólo se despegaron en el marcador al final merced al acierto en los triples y a que las fuerzas se les acabaron a los locales.

Uno de los factores que más benefició de inicio al conjunto nazarí fueron los rebotes en ataque, principalmente de Rubio, cuyas segundas oportunidades valieron puntos fáciles.

Los máximos anotadores del primer cuarto fueron Bortolussi y Josep Pérez. Los locales encontraron los puntos, sobre todo, por medio de Pep Ortega y Sena. Los diez minutos iniciales acabaron con una mínima ventaja visitante (19-20).

Máxima igualdad

El arranque del segundo cuarto fue negativo para unos y otros, nada que ver con lo que se había visto en el comienzo del partido. El Granada protagonizó una y otra vez pérdidas de balón que, para su fortuna, no acabó de aprovechar un CB Prat que también cometió errores.

Eso forzó a Pablo Pin a realizar cambios para intentar reajustar el juego de su equipo. Sin embargo, los hombres del Covirán Granada no fueron capaces de encontrarse del todo cómodos en el pabellón Joan Busquets, donde el CB Prat llevó las riendas y llegó a ponerse con cinco puntos de ventaja (32-27) con el triple de Ortega.

Reaccionó el cuadro visitante cuando el segundo tiempo se acercaba al final con un parcial de 0-4 que le permitió volver a poner por delante con los puntos del ex del Prat David Iriarte. El juego interior era lo que salvaba a los granadinos. Tras una técnica a los locales se alcanzó el descanso con tablas (36-36).

El juego descontrolado que había reinado en el segundo cuarto se trasladó al tercero, con faltas y tiros errados que hicieron que el marcador avanzara lentamente y a rachas. La primera buena dinámica fue para los locales, que con un triple de Blanch se pusieron 44-40.

A renglón seguido llegaron unos buenos minutos del cuadro nazarí. Wright, pese a sus fallos bajo aro, aportó mucho a su equipo con el dominio en el rebote. Se inició la remontada del Coviran con un parcial de 2-10 para colocarse 46-50. El tercer cuarto terminó con la diferencia favorable a los visitantes (49-54).

El desenlace

Los últimos diez minutos del enfrentamiento comenzaron con puntos de Bortolussi y Corts para elevar la renta hasta el 50-58. Pese a que el Prat no se vino abajo, y se enganchó al duelo con el triple de Jeanne, las faltas fueron un lastre para los anfitriones, ya que pronto se colocaron con cuatro Parra y Jeanne.

Todo estaba a favor del equipo granadino, que tardó en aprovecharse de esta situación para poner más tierra de por medio. Cuando restaban cuatro minutos para el desenlace, los de Pablo Pin dieron el paso definitivo para alcanzar una nueva victoria con los triples consecutivos de Pardina y de Cobos (56-68), lo que desbordó la alegría de la afición granadina desplazada al Prat de Llobregat.

Además, en ese momento llegó la pájara del Prat y el partido terminó de romperse. Los locales, totalmente fundidos, fueron a menos y el Covirán Granada, con el control total del partido, terminó abriendo aún más la brecha hasta el 61-76 final, lo que le permite dar un paso importantísimo para poder disputar las eliminatorias de ascenso.

Declaraciones de Pablo Pin

Pablo Pin, entrenador del Covirán Granada, destacó el cambio que tuvo su equipo en la segunda parte tras un comienzo correcto: “Hemos sabido controlar el inicio del partido pese a no tener unas sensaciones buenas. Pero nos ha faltado dureza en el juego interior a nivel defensivo y ellos han hecho muchos puntos en la zona”.

En cuanto a la clave del partido, el técnico granadino consideró que fue “la dureza defensiva en la segunda parte. Hemos intentado defender al ritmo que lo hacemos y eso nos activa en ataque”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios