Crónica | Villarreal- FC Barcelona Luis Suárez aguanta la remontada (4-4)

  • El Villarreal acarició el triunfo con 4-2, pero Messi y la expulsión de Álvaro fueron claves  

Luis suárez pelea el balón del empate ante el portero Sergio Asenjo. Luis suárez pelea el balón del empate ante el portero Sergio Asenjo.

Luis suárez pelea el balón del empate ante el portero Sergio Asenjo. / EFE

Dos goles marcados por el Barcelona en los minutos 90 y 93 dieron un punto al líder en el estadio de La Cerámica, ante un Villarreal que había sido capaz de remontar un 0-2 y que hizo merecimientos más que suficientes para ganar, aunque no pudo ante un rival que pese a no jugar bien, nunca se rindió.

El Barcelona se presentó en La Cerámica sin Messi, Piqué ni Rakitic, pero dio la impresión de que no le hacía falta contar con su concurso, pero en la segunda mitad, el contragolpe del Villarreal desarboló por completo al equipo catalán.

Pese a ello, el equipo local, con un hombre menos, no pudo aguantar la ventaja frente a un rival que por medio de Messi y Luis Suárez salvó un punto y truncó el sueño local.

La primera parte ya fue trepidante, con un fútbol ofensivo por parte de ambos equipos, aunque el Barcelona llevo más la iniciativa. Cuando en el minuto 12 marcó Coutinho, tras una percusión de Malcom, ambos equipos ya habían disfrutado de varias opciones de gol. El equipo local en remates de Samu e Iborra y el Barcelona con Luis Suárez.

Malcom volvió a ser protagonista al cabecear un centro de Arturo Vidal para hacer el 0-2. Parecía que el partido estaba decantado para el líder en el minuto 18. Pero quedaba mucho y cinco minutos después Samu metió al Villarreal en el partido en una acción de mucha calidad.

Con opciones ante ambas porterías y con el Villarreal totalmente metido en el encuentro, el partido llegó al descanso tras 45 minutos intensos. Luis Suárez obligó a Asenjo a lucirse en la última jugada antes del pitido.

No perdió interés el encuentro en el segundo periodo, pues en el primer ataque local, una contra resuelta por Ekambi, llegó el 2-2 en una acción en la que el jugador local engañó a Ter Stegen.

El encuentro se niveló y el técnico visitante, Ernesto Valverde, dio entrada a Messi para tratar de decantar el encuentro: apenas llevaba un minuto sobre el césped cuando Iborra hizo el 3-2 rompiendo la línea azulgrana.

Desperdiciados dos goles de ventaja, al Barcelona le tocaba recuperar su esencia de toque y fútbol elaborado ante la meta de Asenjo para tratar, cuanto menos, de empatar. Prueba del peligro de las contras locales fue el balón enviado al larguero por Samu (69') en un momento en el que el Barcelona tenía muchos problemas en defensa ante un rival crecido y, además de salir, mostraba una solidez defensiva que nada tenía que ver con la debilidad de su retaguardia en los minutos iniciales del choque.

El Villarreal creaba más peligro que el Barcelona, que no era capaz a pesar de los cambios de poner en verdaderos apuros al equipo de Javier Calleja y en un nuevo contragolpe, una galopada de Bacca tras un magnífico pase de Cazorla, llegó el 4-2.

Los minutos finales estuvieron marcados por la expulsión de Álvaro y el gol de falta de Messi, en un gran golpeo. Hubo emoción extrema, y Luis Suárez estableció el empate al empalmar un gran zurdazo tras un córner.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios