fútbol selección

España mide su avance en Gales

  • Luis Enrique quiere que la prueba de Cardiff se lleve a cabo con toda seriedad para seguir con la inercia positiva de la selección

  • Se intuyen varios cambios en el equipo inicial

Sergio Busquet toca el balón durante en entrenamiento que anoche celebró la selección española en el estadio Principality de Cardiff Sergio Busquet toca el balón durante en entrenamiento que anoche celebró la selección española en el estadio Principality de Cardiff

Sergio Busquet toca el balón durante en entrenamiento que anoche celebró la selección española en el estadio Principality de Cardiff / firma del fotógrafo

La selección española medirá hoy sus progresos bajo el mando de Luis Enrique con su visita a Cardiff para jugar ante una Gales que no podrá contar definitivamente con el delanaro madridista Gareth Bale, que será baja por molestias físicas.

El enfrentamiento le servirá a los españoles como preparación del encuentro que el próximo lunes disputarán ante Inglaterra que podría sellar casi su clasificación a la final four de la Liga de Naciones. Se trata, pues, de una excelente oportunidad para Luis Enrique de realizar pruebas y asentar ideas, siempre con el objeto de seguir sumando victorias para sostener la ilusión de su hinchada.

10,5Millones de euros. Es el premio total que se llevará la selección campeona de la Liga de las Naciones

"Siempre queremos ganar, pero el partido vital y clave va a ser el de Inglaterra y el partido amistoso me va a servir para ver jugadores y probar cosas, aunque siempre pensando en ganar, como cada vez que nos ponemos la camiseta de la selección española", observó Luis Enrique al facilitar su convocatoria lanzando un mensaje a todos los futbolistas citados.

Gales está en una etapa de indefinición mientras asienta su nuevo proyecto de la mano del legendario ex futbolista Ryan Giggs. Su derrota 2-0 ante Dinamarca en la Liga de Naciones rebajó la euforia generada con su victoria 4-0 sobre la República de Irlanda.

Su reconocido líder es Bale, un jugador adorado en Gales por su compromiso con su selección y que está en un nivel muy superior al resto de sus compañeros, pero que no podrá jugar ante los españoles. En contra de su deseo.

No tiene lesión -al menos no hubo informe de los doctores de Real Madrid y selección-, pero la naturaleza de hombre de cristal del jugador obliga a extremar precauciones.

"No es algo serio y quizás tenga una oportunidad el martes (ante Irlanda), pero hay que verlo día a día", consideró ayer Giggs al confirmar la baja de Bale ante España. "No queremos tomar ningún riesgo", añadió el técnico galés.

Más allá de dudas y polémicas, lo que le interesa a España es tratar de imponer su fútbol, aquel que le permitió ganar 1-2 en Wembley en la inauguración de la Liga de Campeones y con el que se exhibió en su siguiente goleada por 6-0 ante Croacia, actual subcampeona del mundo, en el anterior parón por las selecciones nacionales.

Luis Enrique deberá encontrar soluciones para paliar la ausencia de Isco, un hombre fundamental en su idea de fútbol y que es baja por una apendicitis que ha provocado el bajón de resultados de un Real Madrid que pasa por una dura crisis desde su baja. También se cayeron de la convocatoria por lesión Íñigo Martínez, Sergi Roberto y Carvajal.

El carácter amistoso del partido podría suponer la posibilidad de que Kepa sustituyera a De Gea en la portería y que Luis Enrique probara a Paco Alcácer en la delantera con el objetivo de aprovechar la inercia goleadora que en estos momentos posee el punta del Borussia Dortmund.

Giggs reconoció lo "realmente impresionantes" que fueron los resultados de los españoles ante Croacia e Inglaterra. "Queremos ganar mañana, pero el martes hay tres puntos en juego. Es difícil y emocionante jugar contra los mejores del mundo. Además, Luis Enrique es uno de los mejores técnicos", resumió el galés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios