Fútbol

Esther González: "El fútbol femenino va por el sendero que todos queremos"

  • La futbolista del Levante, que ha dirigido en su Huéscar natal el III Campus de Fútbol que lleva su nombre, destaca el nivel de la selección española a la que espera volver

Esther González, en las gradas del Municipal de Huéscar. Esther González, en las gradas del Municipal de Huéscar.

Esther González, en las gradas del Municipal de Huéscar. / Francisco Ramón Navarro (Huéscar)

Algunos años han transcurrido desde que la niña Esther González (8/12/1992) goleaba cuando jugaba al fútbol con los niños de su colegio en Huéscar, su pueblo. En las Escuelas Municipales de la localidad continuó hasta que fue inevitable su salto al fútbol profesional.

Tras cuatro temporadas en el Atlético de Madrid, hace un año volvió al Levante, equipo con el que debutó en Primera División cuando tenía 16 años. Y desde hace tres años, en verano vuelve a Huéscar para dirigir el Campus de Fútbol que lleva su nombre. La tercera edición no ha sido fácil debido a la crisis sanitaria por el Covid-19, pero finalmente se ha podido celebrar. Y con mucho éxito.

De momento, no piensa en la próxima edición, pero ha vuelto a quedar patente que el nombre de Esther González tiene mucho tirón entre sus paisanos.

¿Cómo se conjuga el Campus Esther González con el Covid-19?

Sabíamos que era una situación difícil, pero desde enero ya teníamos todas las actividades del Campus cerrado. La crisis del Covid ha sido muy fuerte pero al final la situación mejoró y tuvimos la posibilidad de lanzarlo tres semanas antes. Hemos tenido casi ochenta niños y ninguna incidencia, así que todos muy contentos con el resultado final.

Esther González conversa con la concejal de Deportes de Huéscar. Esther González conversa con la concejal de Deportes de Huéscar.

Esther González conversa con la concejal de Deportes de Huéscar. / Francisco Ramón Navarro (Huéscar)

¿Cómo se ha afrontado esta edición tan especial?

Se han tomado todas las precauciones. Nada más llegar se les ha tomado la temperatura a los niños, se ha mantenido la higiene en las manos, los pies desinfectados. Se han usado mascarillas y los vestuarios han estado cerrados. Hemos tomado todas las medidas y, como dije antes, ha salido todo estupendamente. Estamos todos muy contentos y hemos disfrutado con los niños.

¿Qué tiene de especial dirigir un campus en su pueblo?

Me gusta este contacto con los niños y con los padres. Yo soy de Huéscar, pero para mí también es importante que conozcan a la Esther profesional y a la Esther persona, así como transmitir los valores deportivos y los de lo que más me gusta, que es el fútbol.

No olvida que la primera patada a un balón la dio en Huéscar.

Aquí comencé mi gran aventura. Por entonces ni se me pasaba por la cabeza que podría llegar a donde he llegado y a vivir lo que he vivido. Por esto, volver aquí y trabajar con los niños que tienen tantas ilusiones y tantos sueños es algo especial.

Hace un año celebró el segundo Campus tras jugar la final de la Copa de la Reina en Granada.

Esther González charla con unos niños durante un descanso. Esther González charla con unos niños durante un descanso.

Esther González charla con unos niños durante un descanso. / Francisco Ramón Navarro (Huéscar)

Es uno de los partidos que tengo más en mi memoria. Fue en Granada y lo vio toda mi familia. Que ese partido fuera en mi tierra, en Los Cármenes, fue un sueño. Tuve la fortuna de marcar y tuvimos la victoria muy cerca. Fue muy bonito.

Y por aquel entonces también anunció su fichaje por el Levante. ¿Cómo ha ido la temporada?

Fue un cambio. Dejé el Atlético y tenía que buscar otros objetivos, otras metas. Y un año después no puedo arrepentirme de nada. Hemos quedado terceras, a cinco puntos del Atleti y con nueve partidos aún por disputarse. Creo que el cambio ha sido bueno. He tenido que aprender cosas en el ámbito personal que sin duda me harán crecer como deportista. Siempre hay que seguir creciendo, seguir aprendiendo y seguir disfrutando.

La futbolista, con un grupo de niños que participaron en su Campus. La futbolista, con un grupo de niños que participaron en su Campus.

La futbolista, con un grupo de niños que participaron en su Campus. / Francisco Ramón Navarro (Huéscar)

¿Qué diferencia hay entre la Esther González que debutó en Primera con el Levante y la que ha vuelto al equipo algunos años después?

Cuando llegué la primera vez tenía 16 años y era una niña. Ahora sigo sigo siendo una niña (se ríe), pero un poquito más experimentada, con títulos y muchos minutos detrás de todos estos años. Es evidente que la experiencia que tengo no la tenía hace once años.

¿Considera que avance del fútbol femenino va a la velocidad adecuada?

Las cosas no se consiguen de un día para otro. Pienso que correr no te asegura llegar antes. Todo va yendo paso a paso y se ve que el fútbol femenino está creciendo, que es lo importante, porque si viéramos que va hacia atrás significaría que algo estaríamos haciendo mal. Pero seguimos creciendo y el fútbol femenino va por el sendero que todos queremos. Hay que tener paciencia, saber esperar y seguro que el momento llegará.

La futbolista golpea el balón sobre el césped del Municipal oscense. La futbolista golpea el balón sobre el césped del Municipal oscense.

La futbolista golpea el balón sobre el césped del Municipal oscense. / Francisco Ramón Navarro (Huéscar)

¿Cómo ve el nivel en España?

Creo que hicimos buen Mundial. España tiene unas buenísimas jugadoras y se está incidiendo mucho en el aspecto físico, un aspecto en lo que éramos más débiles, porque a nivel técnico somos una de las mejores selecciones. España en el futuro dará grandes sorpresas.

¿Es posible volver a jugar en la Selección?

Por supuesto, es el objetivo principal. Este estuve en las tres primeras convocatorias de este año aunque luego, no. Es evidente que es una de mis metas porque soy demasiado joven como para renunciar. Para ello tengo que seguir trabajando, disfrutando y soñando en conseguir cosas grandes y porque no con la Selección.

El año que viene no faltará a esta cita en Huéscar, esperemos que sin mascarillas.

No lo sé. No me gusta pensar en lo que va a pasar el año que viene. Dependiendo de las circunstancias ya veremos si volvemos a repetir o si ha sido una experiencia bonita estos tres años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios