japón-senegal

Japón reacciona dos veces

  • Lidera junto a Senegal el grupo tras la igualada en un duelo vibrante

El senegalés Niang protege la pelota ante la entrada del japonés Shibasaki. El senegalés Niang protege la pelota ante la entrada del japonés Shibasaki.

El senegalés Niang protege la pelota ante la entrada del japonés Shibasaki. / ROman pilipey / efe

La selección japonesa dio muestras de su gran capacidad de reacción para igualar 2-2 con Senegal, en un partido del Grupo H del Mundial en el que estuvo dos veces en desventaja.

Sadio Mane (11') y Moussa Wague (71') adelantaron dos veces a los africanos, pero Takashi Inui (34') y Keisuke Honda (78') igualaron en ambas ocasiones para los nipones. Con el empate, Senegal y Japón lideran el grupo con cuatro puntos, a la espera de lo que suceda en la última jornada.

Los senegaleses trataron de imponer su físico ante una Japón que tiró de calidad

El juego tuvo una paridad marcada en el desarrollo, con un ligero predominio de los senegaleses por su mayor potencia física para imponerse en las jugadas divididas. Esa ligera ventaja le alcanzó para llegar más que su rival a la portería de Kawashima, aunque necesitó de un doble error de la defensa nipona para abrir el marcador. Haraguchi intentó despejar en un centro desde la derecha, pero le regaló el balón a Sabaly. El atacante africano remató al arco y Kawashima dejó un rebote en el medio del área, donde estaba Mane, que metió la pelota casi sin proponérselo.

Otra llegada de Mane pudo servir para aumentar la ventaja, aunque esta vez el portero respondió con acierto.

De a poco, Japón mejoró a partir del crecimiento de Kagawa, que se hizo eje de los ataques. Con el jugador del Borussia Dortmund como conductor, los asiáticos se hicieron dueños del balón, aunque con escasa profundidad. Sin embargo, en la mejor jugada de la primera mitad, Inui se filtró por el costado izquierdo del área y definió con categoría al segundo palo para marcar el empate.

Tras la pausa, Senegal pareció más decidido a buscar la victoria. Si bien los japoneses se acercaron con un cabezazo de Osako que controló el arquero Khadim N'Diaye, fueron los africanos los que insistieron a partir de la potencia de Niang. El delantero del Torino, con sus remates desde lejos, inquietó al fondo japonés, aunque le faltó puntería para convertir el gol.

Pasado el momento de descalabro, Japón volvió a tomar el control del juego, como había ocurrido en el cierre de la etapa inicial. Sin embargo la falta de acierto de Osako y la ausencia de fortuna de Inui le impidieron ponerse en ventaja. En la primera, el centrodelantero pifió el remate en el área tras un centro de Shibasaki y en la segunda, el travesaño impidió el doblete del extremo del Betis, que definió de manera parecida al primer gol, aunque esta vez el tiro le salió más elevado.

Sin embargo, cuando mejor plantado parecía Japón, Senegal golpeó con contundencia. Sabaly desbordó por la izquierda y envió un centro que Niang desvió en el primer palo y Wague definió con un remate alto para sentenciar el 2-1.

Japón no pareció sentir el impacto y siguió con la misma voluntad e insistencia. Por eso su búsqueda tuvo premio siete minutos más tarde cuando Honda aprovechó una falla de N'Diaye en un centro de Inui para marcar la igualdad.

Los dos siguieron en busca del triunfo, pero ya no pudieron quebrar a la defensa rival. El empate fue justo y dejó bien parados a los dos equipos de cara al cierre del grupo, ya que terminarán la jornada como líderes y a la espera de una última jornada que decidirá la clasificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios