atletismo maratón de berlín

Kipchoge rompe el reloj

  • El keniano brilla en la capital alemana con un sensacional récord mundial de 2:01.39, rebajando en 1.18 minutos la marca de su compatriota Kimetto

El keniano Eliud Kipchoge celebra con el público el triunfo conseguido en Berlín tras cruzar la línea meta. El keniano Eliud Kipchoge celebra con el público el triunfo conseguido en Berlín tras cruzar la línea meta.

El keniano Eliud Kipchoge celebra con el público el triunfo conseguido en Berlín tras cruzar la línea meta. / HAYOUNG JEON / efe

El keniano Eliud Kipchoge estableció un nuevo récord mundial en el Maratón de Berlín al cruzar la línea de meta a las 2:01.39 horas, 1.18 minutos por debajo del mejor tiempo anterior establecido por su compatriota Dennis Kimetto, en 2014, también en la capital alemana.

La superestrella de 33 años levantó los brazos al llegar a la meta y disfrutó de los aplausos de los espectadores. El campeón olímpico y antiguo campeón mundial de los 5.000 metros cumplió con su papel de favorito. Dominó la carrera y cruzó la línea de meta en la emblemática avenida del 17 de junio. Un gran momento para el atletismo. Con unas condiciones climáticas ideales, Kipchoge fue 1.18 minutos más rápido que su compatriota Kimetto hace cuatro años en el mismo recorrido. Al mismo tiempo, es el primero en completar los clásicos 42,195 kilómetros en menos de 2:02 horas. En 2014, Kimetto, con 2:02.57, había sido el primero en correr en menos de 2:03 horas. "Estaba perfectamente preparado y sólo quería correr mi carrera. Ahora estoy infinitamente agradecido y feliz", dijo después de hacer historia.

El segundo fue su compatriota Amos Kipruto (2:06.23 horas), por delante del ex plusmarquista mundial, también de Kenia, Wilson Kipsang (2:06.48). Kipchoge marcó de inmediato un ritmo infernal y después de cinco kilómetros tenía una ventaja de nueve segundos sobre su rival Kipsang. Pasó la marca de la media maratón en 61.06 minutos, 39 segundos más rápido que Kimetto en su carrera récord. El keniano, que ya es millonario a través de este deporte, recibirá un premio de 120.000 euros: 50.000 por el récord mundial, 40.000 por haber ganado y 30.000 euros además en concepto de bonificación de tiempo porque acabó por debajo de las 2:04 horas.

Su velocidad media fue asombrosa: 20,81 kilómetros por hora, unos 17,3 segundos para cada uno de los 422 segmentos de 100 metros en que se puede dividir la carrera. En la edición número 45 del clásico maratoniano, Kipchoge estableció el octavo récord mundial masculino en Berlín de los últimos 20 años. Los últimos siete tuvieron lugar en la capital alemana. Además, por cuarta vez seguida, un corredor de resistencia de las tierras altas de Kenia estableció el récord mundial. Después de Patrick Makau (2011), Kipsang (2013) y Kimetto (2014), llegó el turno de Kipchoge.

En la categoría femenina, la keniana Gladys Cherono fue la primera en cruzar la meta (2:18.11 horas), seguida de las etíopes Ruti Aga (2:18.34 horas) y Tirunesh Dibaba (2:18.55 horas). Las tres atletas rompieron el récord de Berlín de la japonesa Mizuki Noguchi (2:19.12) de hace 13 años. Una cifra récord de 44.389 corredores se registraron para la edición número 45 de la carrera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios