barcelona | GRANADA CF

Leo Messi y un equipo

  • El gran potencial del Barcelona, que quiere recuperar el liderato, se incrementa aún más con las incorporaciones Aleix Vidal y Arda Turan

El nombre de Messi destaca por encima del resto, pero el FC Barcelona demostró durante su ausencia que puede triunfar sin el argentino como demuestran los buenos resultados durante sus dos meses alejado de los terrenos de juego. Los de Luis Enrique llegan al encuentro ante los rojiblancos tras vencer por 4-1 al Espanyol en el Camp Nou en un partido que estuvo sumergido en polémica debido a, según los jugadores azulgranas, la dureza empleada por el cuadro perico en cada acción. El 2016 le ha traído buenas noticias a Luis Enrique en forma de fichajes, ya que ya puede contar con Arda Turan y Aleix Vidal siempre que lo estime oportuno. El conjunto culé es actualmente segundo clasificado con 39 puntos, dos menos que el Atlético de Madrid y dos más que el Real Madrid, aunque con un partido menos. El conjunto catalán podría ir líder destacado, pero la bajada de rendimiento en diciembre le ha costado la primera posición, ahora en manos de los colchoneros. Después de salir con todo en el derbi, Luis Enrique realizará rotaciones ante el Granada CF, por lo que jugadores como Sergi Roberto o Mathieu podrán tener minutos. Los cambios en la alineación que introduzca el entrenador asturiano deben ser una de las bazas con las que juegue Sandoval.

refuerzos de invierno

Si el potencial de juego de una plantilla como la del Barça está fuera de toda duda, menos lo está desde que Aleix Vidal y Arda Turan se han incorporado al equipo. El turco y el español han visto el final de su calvario después de seis meses sin jugar y debutaron el pasado miércoles ante el Espanyol en Copa. El ex centrocampista del Atlético de Madrid además puede cubrir el hueco dejado por Rafinha, que se lesionó a principios de temporada, aunque le quitará minutos a Sergi Roberto, que había demostrado una excelente progresión que alcanzó su cénit con una magnífica actuación en el Santiago Bernabéu. Parece que el canterano es el principal perjudicado en 2016, ya que cuando Dani Alves descansaba el titular era él, mientras que ahora ese puesto es para Aleix Vidal. Además, los dos nuevos refuerzos son polivalentes, por lo que también pueden darle descanso al tridente formado por Luis Suárez, Messi y Neymar.

tridente

Precisamente uruguayo, argentino y brasileño forman el que probablemente es el mejor ataque del mundo y uno de los más potentes de la historia. Entre los tres suman 45 goles en lo que va de temporada a pesar de que Messi estuvo ausente por lesión dos meses. A pesar de las diferencias entre países, se llevan de maravilla y su buen entendimiento fuera del campo se traslada dentro de él. Luis Suárez era el broche de oro que le faltaba a Neymar y Messi. Pero el uruguayo es mucho más que gol, ya que también hace jugar a sus compañeros y trabaja en la presión al rival. Brasileño y uruguayo se encargaron de que la ausencia del argentino no se notara, tal y como se vio en el 0-4 del Santiago Bernabéu, donde Messi sólo jugo media hora.

bajón

Se podría decir que el Barça ha atravesado una pequeña crisis de resultados, ya que para un equipo como el azulgrana empatar ante Deportivo, Valencia y Espanyol se puede considerar crisis aunque haya ganado el Mundial de club. Estos seis puntos que se ha dejado en el tintero le podrían haber permitido encarrilar la Liga con un buen colchón y permitirse algún traspié en la segunda vuelta. El año pasado en este mismo mes Luis Enrique estaba al borde de la destitución, pero consiguió revertir la situación y lograr un triplete histórico. Ahora nadie duda de él.

messi, a la banda

Uno de los motivos por los que Luis Enrique estuvo en la cuerda floja fue su mala relación con el argentino, al que situó en la banda. Messi aceptó (aunque tardó) el cambio y desde ahí comienzan la mayoría de las jugadas del Barça en ataque. Tiene total libertad para moverse por cualquier zona del terreno de juego, pero la presencia de Luis Suárez lo ha desplazado a un lugar que ocupó en sus inicios. El tridente atacante suele intercambiar la posición durante los encuentros, algo que, unido a su rapidez y dinamismo puede ser un auténtico calvario para hombres como Lombán o Mainz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios