Levante- FC Barcelona | Crónica

Messi se venga del Levante ( 0-5)

  • Un 'hat-trick' del argentino, un tanto de Luis Suárez y otro de Piqué castigan al equipo que evitó que el Barça ganara la Liga invicto la pasada temporada.

Messi sonríe a Luis Suárez tras un tanto. Messi sonríe a Luis Suárez tras un tanto.

Messi sonríe a Luis Suárez tras un tanto. / EFE

Comentarios 1

Un triplete de Leo Messi liquidó al Levante en su duelo con el Barça (0-5) en el Ciutat de València en un partido en el que la buena primera parte del equipo valenciano se vio castigada por la gran efectividad en ataque del equipo catalán por medio de Luis Suárez y el astro argentino, que ya no tuvieron piedad en el segundo periodo.

El Barcelona, pese a las dudas iniciales en el duelo de hoy, se tomó así cumplida revancha tras el 5-4 de la penúltima jornada de la pasada Liga que privó a los barcelonistas de cerrar el campeonato sin perder.

A pesar de que fue el Levante el que ofreció mejor juego y ocasiones en los primeros 45 minutos, el Barcelona aprovechó las dos que tuvo en este periodo para llegar al descanso con 0-2 y liquidar el partido con apenas un minuto y medio disputado del segundo periodo, con un nuevo gol de Messi.

El Levante salió con mucha intensidad en busca de la portería de Ter Stegen ante un Barcelona que le costó unos minutos ubicarse sobre el campo, lo que a punto estuvo de costarle un gol a los cinco minutos de juego.

Un internada en el área de Emmanuel Boateng culminó con un derechazo del ghanés que puso a prueba al meta barcelonista que atrapó el balón en dos tiempos.

Pasada la efervescencia inicial del Levante, el Barcelona se hizo ligeramente con el control del centro del campo frente a un rival muy batallador que pretendía jugar con sus armas de tú a tú al equipo de Ernesto Valverde.

En defensa, los levantinistas se afanaban en cortar la líneas de pase al argentino Leo Messi. De hecho, la buena labor defensiva local supuso que Oier no tuviera que intervenir en los primeros 25 minutos de partido e incluso fue la portería barcelonista la que vivió situaciones más angustiosas.

Superada la media hora el Levante le había perdido el respeto al Barcelona y el partido se jugaba en buena parte del mismo en terreno de juego visitante con un Levante que buscaba el gol ante un Barça dubitativo que vio como un balón de Boateng se estrellaba en el larguero y que cayó al suelo muy cerca de la línea de gol.

Sin embargo, muy poco después y en la primera ocasión clara que tuvo el Barcelona no perdonó. Messi avanzó por la línea frontal del área en busca de disparo y tras no encontrarlo asistió a Luis Suárez, que remató con una para batir a Oier.

Aunque al Levante no le afectó el gol y se fue a por el empate fue de nuevo el Barcelona el que encontró el premio del gol a tres minutos del descanso tras encarar Messi a la meta levantinista y o perdonar el 0-2.

Así, el partido alcanzaba el descanso con un resultado engañoso después de que el Levante tuviera ocasiones y juego para un marcador mejor ante un Barcelona que no se le vio cómodo sobre el campo pero que fue mortal con un acierto casi del cien por cien en ataque.

Pero el Barcelona siguió con la efectividad de su pegada en el arranque del segundo tiempo. Con un solo minuto disputado una jugada de Suárez y Alba acabó en un pase a Messi que cruzó raso y junto al palo para establecer el 0-3.

Este tercer gol desactivó al Levante a la par que el Barcelona jugaba a placer ya que los goles habían despejado todas las dudas que a lo largo de los primeros 45 minutos había planteado su juego.

En esta situación, el Barcelona lograba aumentar su ventaja con el 0-4 y con más de media hora por delante gracias a otra fulgurante jugada en la que Luis Suárez asistía a Arturo Vidal y cuando parecía que el chileno dispararía centró al otro palo y Messi solo tuvo que empujar el balón.

A pesar del tiempo que quedaba por jugarse el partido no tuvo más historia con el Barcelona moviendo el balón sin prisa y en busca de otra acción con la aumentar su goleada mientras que el Levante, muy tocado anímicamente, intentaba con tímidas aproximaciones marcar el gol del honor que finalmente no llegó.

Además, a los 77 minutos de partido el equipo de Paco López vio como Cabaco era expulsado por una fuerte entrada a Dembele en la frontal del área, lo que facilitó que los barcelonistas ampliasen su cuenta con un gol de Piqué a tres minutos del final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios